Publicado el

Samuel Carmona, boxeador

Samuel Carmona, boxeador

¡Viernes de Vicio Sano! Hablamos con todo un referente del boxeo español. El grancanario Samuel Carmona se ha convertido en todo un ídolo en el mundo de los guantes y los rings. 

Este pedazo de deportista compitió en los Juegos de Río 2016, consiguiendo un diploma olímpico en el Peso Minimosca. En 2018, obtuvo una medalla de bronce en el Campeonato de Europa de Boxeo Aficionado en la categoría -49 kg. Y hace unos meses, este campeón dio el paso de amateur a profesional, firmando un contrato con la promotora rusa Patriot Boxing Promotions de Alexander Popov.

Repasamos su trayectoria deportiva y sus nuevos retos. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo fueron tus primeros pasos en el boxeo?

Yo empecé porque a mi abuelo le gustaba mucho el boxeo y yo lo veía con él. Cuando tenia diez u once años, abrió un gimnasio al lado de mi casa y empecé a entrenar allí.

¿Cómo se tomó tu familia que quisieras iniciar una carrera profesional en el ring?

Al principio, no querían que boxeara porque era muy niño. Empecé con diez años. Entonces, era algo ilógico para mis padres. Pero, al final, acabaron aceptándolo y apoyándome en mi carrera deportiva. 

En 2013, quedaste subcampeón en el Campeonato de España de Aficionados Juvenil. ¿Podríamos decir que esa fue tu primera gran victoria?

Ya había boxeado varias veces antes, pero eso fue algo muy grande. Nunca antes había salido fuera de Canarias. Solamente lo había hecho en las islas. 

¿Cómo fue el paso del boxeo amateur al boxeo profesional?

Fue el año pasado, en septiembre. Y fue algo realmente importante para mi trayectoria. Siempre quise pasar a profesional y era un buen momento para hacerlo. Con 23 años, pasé del boxeo amateur al campo rentado con el apoyo de la de la Federación Canaria de boxeo y mi manager.

Con este salto, puedo tener peleas ante rivales de entidad, lo que supone una gran oportunidad para crecer mucho como boxeador y alcanzar grandes objetivos antes

¿Por qué te llaman “El Infierno”?

Porque peleando me asemejaba a un boxeador que era conocido como el Infierno Arias. Nuestros estilos son muy parecidos. Ahora ya no me lo llaman. Me he quedado en “Carmona” a secas. 

¿Alguna vez has sentido miedo contra algún rival en el ring?

No miedo, sí respeto. Y es bueno tenerlo. 

¿Hay una estrategia de juego como sería el caso del fútbol?

Siempre preparamos los combates en función del rival. Te puede salir bien o te puede salir mal. Y si te sale mal, tienes que tener la capacidad de improvisar durante el combate. 

Has tenido grandes entrenadores y referentes del mundo del boxeo español, como Rafael Lozano y Carlos Fomento. ¿Cuáles fueron las primeras correcciones o sugerencias que te han hecho los místers?

Carlos Fomento ha sido el que me lo ha enseñado todo, desde el principio hasta día de hoy. Y Rafael Lozano fue el que me llevó al equipo nacional y enseñarme la competición fuera de España, a nivel internacional. 

Además de tus entrenadores, debes de contar con un equipo de especialistas. ¿Con qué tipo de profesionales cuentas?

Sí, tengo un nutricionista, un fisio y médicos para las revisiones. 

¿Y cómo es la alimentación de un boxeador como tú?

Paso un poco de hambre, la verdad. Como mucho fuera. Me gusta mucho comer fuera. Cuando tengo fechas ya para boxear, sí que me pongo serio y cuido mucho más la alimentación. Me adecúo a las pautas que me da el nutricionista para pesar los 50,800 kg de ahora o los 49 kg que tenía que pesar antes. Pero, como te decía, durante el año suelo comer de todo.

Cuando estaba en la nacional, sí que tenía temporadas establecidas. Sin embargo, al pasar a profesional, trabajo con la promotora rusa Patriot Boxing Promotions y es mi manager quien me cierra los combates. 

Tus primeros y últimos Juegos Olímpicos fueron en 2016. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue inolvidable. Estaba muy contento. Era un gran reto el intentar conseguir esa medalla. Aunque, con un agujero en el estómago por el mantenerme en 49 kg toda la semana. Medio litro de agua y una pechuga a la plancha era el menú, pasar por la sauna y el fisio y a dormir para llegar al combate en el peso y con fuerzas. La preparación fue muy intensa. 

Tenías un combate pendiente en Rusia contra Luis Miguel Concepción por el titulo mundial de WBA del peso mosca que ha quedado suspendido por la pandemia. Te jugabas el título de Campeón del Mundo. ¿Cómo has encajado esta noticia?

Ser campeón del mundo siempre ha sido uno de mis grandes objetivos. El combate contra el “Nica” lo vamos a hacer, pero por el tema del COVID 19 se ha aplazado. Estaba previsto para el 6 de mayo en Rusia. Aun así, esto es una tragedia y estoy muy agradecido de que a mi familia y a mí no nos haya pasado nada durante la pandemia. Ha sido algo mundial y poco a poco estamos saliendo. 

¿Has seguido entrenando durante el confinamiento?

Me he quedado en casa, pero he tenido cintas para correr y no he parado de entrenar. Así que confinado, pero no he parado de todos modos. 

¿Algo que te gustaría añadir?

Mandar mucho ánimo y paciencia a todo el mundo. Este año está siendo complicado y le deseo a todo el mundo que sea lo más llevadero posible. 

¡Muchas gracias Samuel! Esperamos verte disputando ese título mundial pronto. 

Publicado el

Eva Calvo, campeona de taekwondo

Eva Calvo, campeona de taekwondo

Hoy tenemos en nuestra sección de Vicio Sano a Eva Calvo, una campeona de Taekwondo madrileña que hoy ya es todo un referente femenino en el deporte español. Con tan solo 29 años, cuenta con grandes logros en el mundo del deporte. Ha participado en los Juegos Olímpicos de Río, donde obtuvo la medalla de plata. Ha ganado dos medallas en el Campeonato Mundial de Taekwondo, plata en 2015 y bronce en 2013, y una medalla de oro en el Campeonato Europeo de Taekwondo de 2014. Y muchas más victorias con las que cuenta su carrera deportiva.

Llegar a Tokio es su siguiente reto, aunque la pandemia del coronavirus haya supuesto un parón en el camino hacia esta nueva meta. Sin embargo, esta campeona sigue trabajando duro por conseguir el billete olímpico. 

¡Nos lo cuenta todo en esta entrevista! Así que sigue leyendo porque nos lo cuenta ella misma. 

Tienes una trayectoria llena de éxitos en el mundo de la competición y el taekwondo. ¿Cómo fueron tus inicios en este deporte?

Empecé con 15 años. Hacía atletismo con mi hermana, pero decidimos probar un arte marcial y dio la casualidad de que Xixo, mi entrenador, empezó a dar clases en nuestro barrio.

¿En qué punto decides dedicarte a ello profesionalmente?

No es una decisión tomada de un día para otro. Empieza siendo un hobbie y lo vas descubriendo poco a poco. Vas implicándote más y más, hasta que llegas al alto nivel, donde tu vida gira en torno al deporte.

¿Una deportista española a la que admires y una rival al que le tengas especial respeto?

Una deportista… siempre me gusta decir gente a la que conozco personalmente, así que diré mi hermana. Su tesón, su capacidad de superar los baches y siempre tener en mente su objetivo, me sirve de inspiración en muchos aspectos de la vida. Y una rival… tengo que decir, obviamente, Jade Jones, en mi carrera hacia la medalla olímpica fue mi máxima rival e hicimos muy buenas finales juntas, incluida la de Río.

¿Has tenido referentes durante tu trayectoria como taekwondista?

El equipo español de taekwondo siempre ha tenido muy buenos deportistas. Yo tuve la suerte de coincidir con grandes competidoras, Elaia Torrontegui, Rosanna Simón… y la gran Brigitte Yagüe, claro.

¿Qué te ha aportado el taekwondo a nivel personal?

¡Tantas cosas! El deporte amplia tu forma de ver el mundo y las personas. También te hace conocerte mejor a ti mismo y superarte cada día. Siempre agradeceré a este deporte el haberme convertido en la persona que soy.

Hemos visto que tu hermana Marta también es taekwondista profesional. ¿Cómo ha sido crecer deportivamente y trabajar con ella?

Creo que ambas hemos tenido mucha suerte. El poder compartir tantos momentos juntas, tanto lo bueno como lo malo, ha hecho que todo este camino sea mucho más fácil. Además, compartir entrenamientos con alguien de tanto nivel que te conoce tan bien siempre es un reto.

Campeona de España, medallas plata y bronce en el Campeonato mundial de Taekwondo, una medalla de oro en el Campeonato Europeo, plata en la Univesiada de Shenzhen, bronce en los Juegos Europeos de Bakú y seguro que nos dejamos muchísimos más éxitos. ¿Qué hay detrás de todos esos logros?

Trabajo, trabajo, y trabajo. Nunca dar nada por perdido y, sobre todo, como mi entrenador siempre nos recuerda, disfrutar de lo que hacemos.

Y plata olímpica en Río 2016. ¿Cómo celebraste esa victoria?

Me comí una hamburguesa en un puesto de la calle con todo el equipo. Era algo con lo que había estado soñando desde hacía mucho tiempo jajaja.

¿Cuál es el mejor momento que recuerdas de tu trayectoria hasta el momento?

Vivir unos Juegos Olímpicos es algo a lo que todo deportista aspira. Estar allí y vivir la experiencia fue cumplir un sueño donde la medalla fue la guinda.

Compites con otros cracks del taekwondo. ¿Cómo se controlan los nervios encima de los tatamis?

A base de trabajo. Damos mucha importancia al estado mental con el que llegamos al tapiz y cómo mantenemos los objetivos durante el combate.

En 2018, te rompiste el menisco. ¿Cómo fue ese proceso de recuperación y qué supone para una deportista de élite cómo tú sufrir una lesión?

En realidad me rompí un menisco antes de los Juegos de 2016 y luego el otro en 2018. La verdad es que fue una etapa dura porque el deportista lo que quiere es poder hacer lo que más le gusta. Sin embargo de esta experiencia aprendí que aunque tú quieras acelerar la recuperación… el cuerpo es el que manda y hay que respetarlo.

Cambiaste  de categoría, de los 57 a los 67 kilos. ¿Qué es lo que te hizo querer cambiar y cómo has llevado este cambio?

Cambié porque físicamente ya no podía mantener las bajadas de peso a 57. El cambio ha sido difícil porque yo soy de constitución delgada, pero me parece muy interesante y retador el adaptar mi combate a gente más fuerte que yo.

¿Cómo entrena un atleta de élite como tú? 

Entrenamos 5 o 6 veces por semana trabajo de taekwondo en el tapiz y algunos días tenemos doble sesión para el trabajo físico (de fuerza, sobre todo).

¿Y cómo has vivido el confinamiento deportivamente hablando?

Ha sido un poco complicado adaptarlo porque en taekwondo necesitamos espacio y un compañero. Pero hemos podido entrenar combinando entrenos físicos con entrenos de taekwondo a través de videollamadas con el resto del equipo.

El taekwondo es un deporte que requiere contacto físico. ¿Cómo estás entrenando ahora mismo para mantener la forma?

Ahora mismo estamos de vacaciones, pero antes de terminar entrenábamos al aire o a unos muñecos que limpiábamos al terminar. Al final, si quieres algo siempre se encuentra la forma de conseguirlo.

¿Cómo ves tus posibilidades para conseguir ese billete para las olimpiadas de Tokio?

Éste es un año raro, así que no sabemos cómo se gestionará ese tema. No sabemos ni siquiera qué campeonatos vamos a tener, claro.

Y además de esto, ¿tienes alguna otra meta que te gustaría compartir con nosotros?

Al margen de mi carrera deportiva, me gustaría terminar dentro de poco mi carrera de Ingeniería Informática que estudio a distancia con la UCAM.

Por desgracia, el taekwondo no recibe una gran cobertura por parte de los medios de comunicación en España. ¿Qué mensaje lanzarías para intentar acercar a las audiencias y aficionados del deporte al mundo del taekwondo?

Tan sólo puedo decirles que prueben a ver algún combate de taekwondo. En mi opinión, es un deporte muy emocionante y espectacular de ver y de practicar, además de muy completo.

Y ya para acabar, ¿Qué les dirías a todas aquellas niñas y chicas que sueñan con ser deportistas profesionales?

Que no se rindan. Que si están haciendo lo que les gusta, simplemente den todo lo que esté en su mano, así disfrutarán del camino les lleve a dónde les lleve.

¿Algo que te gustaría añadir a la entrevista?

Gracias por darme la oportunidad de dar a conocer el taekwondo a través de vuestra página.

¡Gracias a ti!

Publicado el

Los errores más comunes en las dietas vegetarianas y veganas

Los errores más comunes en las dietas vegetarianas y veganas

Como bien sabéis, cada vez hay más gente que decide pasarse al lado vegetariano o vegano. Se habla mucho de los pros y de los contras de estas dietas. Sin embargo, no tiene porqué ser más o menos saludable que la dieta española convencional, ni crear una falta de nutrientes. Todo dependerá de lo bien informados que estemos y en compensar las carencias nutricionales que pueden darse. Por eso, hoy os traemos una lista de los errores más frecuentes que suelen darse en las dietas vegetarianas y veganas y posibles soluciones.

Comer demasiados carbohidratos y no incluir proteínas en la dieta

Intentar sustituir la carne y el pescado por la pasta y el arroz es un ERROR abismal. Los valores nutricionales de estos alimentos son muy distintos y podemos caer en un desequilibrio de nutrientes, un exceso de carbohidratos y una falta de proteínas, vitaminas y minerales.

Las proteínas nos ayudan a a fabricar, regenerar y mantener nuestros tejidos y a garantizar el buen funcionamiento de nuestros músculos, cartílagos, tendones, ligamentos, piel, cabello y uñas.  Las proteínas pueden incluirse de mil formas, como por ejemplo mediante legumbres, cereales, frutos secos, levadura nutricional…

Ración en gramosGramos de proteína por ración
Tofu (120g)18g
Seitán (120g)28g
Tempeh (120g)21g
Soja texturizada (40g en seco)20g
Lentejas (80g en crudo)20g
Garbanzos (80g en crudo)15g
Huevos (2 unidades)15g
Queso fresco (100g)12,4g
Queso tierno (100g)22g
Yogur natural6,6g
Yogur de soja4,6g

No comer suficientes legumbres

Siguiendo la misma línea, no podemos dejar de lado las legumbres. Son las fuentes de proteína vegetal más importantes y aportan hierro, magnesio, calcio, zinc, vitaminas del grupo B, hidratos de carbono complejos y fibra. Si te sientes cansad@ al pasarte al vegetarianismo o al veganismo, es muy posible que estés comiendo pocas legumbres o menos de las que tu cuerpo necesita. ¿Qué legumbres puedes comer? Garbanzos, alubias, lentejas, tofu, tempeh, yogures de soja, cacahuetes… existe una gran variedad de legumbres que podemos añadir a nuestros platos de formas muy diferentes.

Tomar demasiados procesados vegetarianos o veganos

Es muy habitual que las personas vegetarianas o veganas consuman alimentos procesados que, por lo general, tienen una lista de ingredientes no recomendables para la salud. Vamos a tratar de evitar consumir demasiados procesados vegetarianos como hamburguesas o embutidos vegetales. Como son de origen vegetal, much@s piensan que son saludables. Pero, no siempre son la mejor opción. ¡Tenéis que prestar atención y leer los etiquetados! No todo lo que marcan los fabricantes como saludable, lo es realmente. Por ejemplo, si vais a comprar una hamburguesa de tofu es importante que en la lista de ingredientes el tofu esté en primer lugar y si puede ser que tenga más de un 50% de tofu.  El resto de ingredientes como las féculas, las harinas o los aceites, lo que hacen es reducir la proporción proteica del alimento.

Por lo tanto, no caigáis en la trampa de que todo lo vegetariano es sano porque ¡no es así! 

No tomar frutos secos o semillas

Nuestro cuerpo no puede fabricar los omega 3. Son un tipo de ácidos grasos esenciales que tenemos que ingerir. En los casos en los que no se sigue una dieta vegetariana, los omega 3 los obtenemos del pescado. Esto no significa que los vegetarianos o veganos no puedan acceder a estos ácidos grasos. Ellos pueden obtenerlos mediante los frutos secos como las avellanas, las almendras o las nueces y las semillas de chía o lino. Así que ya sabéis, 30 gramos de frutos secos diariamente o un puñado de semillas de lino o de chía pueden ser muy beneficiosos para vuestra salud. 

No tomar la vitamina B12

La vitamina B12 o cobalamina se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Su déficit puede provocar anemia megaloblástica, dando lugar a cansancio y debilidad.  Es indispensable para una correcta función del cerebro y la síntesis de proteínas. Para asegurar una ingesta adecuada es necesario consumir alimentos de origen animal en proporciones adecuadas o en caso contrario, llevar una suplementación adecuada.  Ni siquiera los vegetarianos haciendo una dieta variada y equilibrada llegan al aporte suficiente de vitamina B12.

En alimentos de origen vegetal podemos encontrarla en: algas, hongos comestibles, levadura de cerveza, germen de trigo, soja y cereales enriquecidos. Sin embargo, es casi imposible cubrir las cantidades diarias recomendadas con estos alimentos.

No comer suficientes verduras, hortalizas o fruta

Dejemos algo claro. Ser vegetariano o vegano no significa estar comiendo verdura o fruta a todas horas. Sin embargo, os recordamos que es muy importante comer entre 500 y 700 gramos de vegetales al día, que incluyan tres piezas de fruta y dos de verduras y hortalizas. 

Tener una lista de alimentos muy reducida

Esto suele ocurrir mucho entre vegan@s y vegetarian@s. ¿De qué nos podemos hacer un sandwich para almorzar? Much@s vegetarian@s optan por el queso. Sin embargo, si no queréis caer en la repetición podéis tomar crema de almendras con fruta, humus con calabacín o berenjena, aguacate con kiwi… ¡tenéis que investigar cuáles son las opciones de alimentos que más os pueden gustar! Hay una infinidad de páginas y blogs de alimentación donde podéis encontrar ideas y recetas que os harán romper con dietas rutinarias y aburridas. 

No saber elegir las bebidas vegetales

Aquellos que no tomáis leche, ¿qué debéis tener en cuenta a la hora de elegir las bebidas vegetales? Lo primero que debéis saber es que no todas las bebidas son de la misma calidad. Debéis buscar aquellas que no lleven o lleven pocos azúcares añadidos y que vayan enriquecidas con calcio. También es muy importante fijarnos en el porcentaje del ingrediente vegetal. Es decir, la bebida será más rica en nutrientes si lleva más cantidades de frutos secos, arroz, avena, coco…

¡Ahora ya conocéis los errores más comunes en las dietas vegetarianas y veganas!

Publicado el

Julia Figueroa, campeona de judo

Julia Figueroa, campeona de judo

¡Viernes de Vicio Sano! Hablamos con Julia Figueroa, una pedazo de judoka española que no deja de acumular victorias en su trayectoria. 

Los tatamis forman parte de su vida desde que era una niña. Esta historia empieza en Córdoba y sigue en Valencia, a donde partió esta campeona para perseguir su sueño de dedicarse profesionalmente al judo. Hoy ya es la judoka del equipo español con más medallas en Grand Slam y Grand Prix en el ciclo olímpico de Río (2012-2016).

¡Sigue leyendo porque nos lo cuenta todo en primera persona!

¿Cuándo y cómo das tus primeros pasos en el mundo del Judo?

Empecé de pequeñita en un colegio nuevo y solo había tres actividades extraescolares: fútbol, inglés y judo. El inglés no se me da muy bien. En fútbol di alguna patada, pero al final me quedé con el judo y hasta hoy he estado entre tatamis. 

¿Cómo sería un día cualquiera de una judoka como tú?

Nosotros tenemos una planificación de entrenamiento, mañana y tarde. Dependemos de las competiciones. Ahora mismo tenemos doble sesión de entrenamiento de lunes a sábado y los domingos podemos descansar y recuperar para la semana siguiente.

Ahora tenemos las competiciones paradas. Lo único que podemos hacer es entrenar. Hemos conseguido abrir el Centro de Alto Rendimiento de Valencia, pero no sabemos cuando van a empezar los campeonatos. 

Hemos leído que tu técnica favorita es el uchi mata. ¿En qué consiste? ¿Te ha llevado a conseguir muchas victorias?

Es complicado explicar esto. Sería dar una patada al aire y meter tu pierna entre las dos piernas del adversario. Entonces, sería dar una voltereta con él o ella. Compitiendo es más difícil llevarla a cabo porque no te dejan, pero algún combate sí que he ganado con esa técnica. 

En 2009, te mudas a Valencia desde Córdoba. ¿Lo haces para seguir tu carrera deportiva? ¿Qué ventajas supuso para tu trayectoria mudarte?

Sí, quería llegar a lo más alto. Sabía que quería seguir entrenando y empezar a luchar por medallas, llegar a los Juegos Olímpicos… y tenía que evolucionar. En Córdoba está el club pequeñito de toda la vida, pero para dedicarte profesionalmente hay que dar un salto en el tipo de entrenamiento, tanto técnico como físico. 

Campeona de España sub17, sub 20 y sub23, Medalla de bronce en el Campeonato de Europa de Bielorrusia (2019), Medalla de oro en el Grand Prix de Marrakech y de bronce en el Grand Prix de Budapest (2019), Medalla de plata en los Grand Slam de Ekaterimburgo, Bakú y Osaka (2019), Medalla de oro en los Juegos Mediterráneos de Tarragona y séptima plaza en el Campeonato del Mundo de Bakú, participación en los Juegos Olímpicos de Río, medalla de oro en el Grand Slam de Bakú y medalla de bronce en el Máster celebrado en México (2019) y podríamos seguir. ¿Qué hay detrás de todos esos logros?

Creo que, además de ser cabezona, competitiva y de ideas fijas, hay mucha constancia y amor por lo que hago. Siempre me ha gustado dar lo mejor de mí y el deporte es una buena forma de hacerlo. 

Participaste en los Juegos Olímpicos de Río en 2016. ¿Qué se siente al pisar la Villa Olímpica por primera vez?

Fue muy emocionante porque desde pequeña soñaba con hacerlo. Recuerdo aquellos veranos viendo las competiciones de los juegos de Atenas y de Pekín. Aunque, me esperaba algo más a nivel organizativo. Tengo muchas ganas de Tokio, a ver si el año que viene se consigue. 

Tu primer gran triunfo a nivel continental llegó en el Abierto de Madrid en 2013, venciendo en la final a la judoca argentina Paula Pareto. ¿Este éxito supuso un punto de inflexión en tu carrera deportiva?

Sí. Fue mi primera medalla internacional. Nunca antes había conseguido una a nivel sénior, así que yo creo que fue la competición que me abrió la puerta y que me demostró que tenía el nivel para luchar en ese nivel. Lo que ocurre es que es difícil llegar de primeras y conseguir una medalla, tienes que tener experiencia. Los nervios pueden fallarte. Fue el paso que me llevó a creérmelo de verdad. Fue ese “tú lo sabes y lo tienes que demostrar” y así fue.

Lograste el primer oro de España en un Grand Slam en Tyumen en el año 2015 en el combate decisivo ante Kristina Rumyantseva. ¿Cómo celebraste esa victoria?

Yo no sabía que era la primera española que sacaba un oro en un Grand Slam. Me sentí muy contenta porque fue mi primer oro en una competición internacional y de más nivel. 

Y, después de todas esas medallas, premios y reconocimientos, ¿sientes nervios cuando sales a la pista a competir?

No son nervios. Es adrenalina y esa adrenalina mola. Todo el mundo que se dedica a la competición te dirá que es necesaria. Se te encoge un poco el estómago, pero ya lo sabes gestionar bien.

– ¿Alguna vez has sentido miedo o inseguridad ante alguna rival?

No inseguridad, sino más bien admiración. Hay que prepararse psicológicamente para no quedarte parado. Yo sí que tengo psicóloga deportiva, pero hay otros deportistas que no lo necesitan. Depende de cada uno. 

Hace tres años, te lesionaste la rodilla izquierda mientras preparabas el campeonato de España. Esto te obligó a pasar por quirófano y a dejar los tatamis por un tiempo. ¿Con qué actitud afrontaste esta lesión?

Por suerte, fue justo después de los Juegos Olímpicos de Río. Así que tuve bastante tiempo para recuperarme para las siguientes olimpiadas. Fue un poco triste por perderme un europeo y un mundial. Intenté mostrarme positiva porque no quedaba de otra. Me iba a quedar mucho tiempo sin competir, así que me lo tomé como unas pequeñas vacaciones que no había tenido. 

¿Cómo llegas a ser parte del Proyecto FER (Foment Esportistes amb Reptes)?

Es un proyecto de deportistas de la Comunidad Valenciana. Yo he entrado este año porque llevo diez años viviendo en Valencia. Esta iniciativa nos está ayudando mucho y estoy muy contenta de haber entrado. Estar en el Proyecto FER da mucha tranquilidad, ya que puedo dedicarme a lo que quiero gracias a esa beca deportiva. 

Hemos visto que entrenas bajo la supervisión de Laura Gómez y Sugoi Uriarte, dos símbolos del judo valenciano y español. ¿Qué tal son esos entrenamientos?

Ellos vinieron conmigo a Rio. Así que llevamos entrenando juntos muchos años, unos siete u ocho. Nos conocemos bastante bien. Todas las salidas internacionales las hemos hecho juntos. Al entendernos tanto, lo llevamos muy bien.

¿Debes seguir alguna dieta concreta? 

Tenemos que cuidar mucho la comida porque competimos en categorías de peso. Yo compito en el peso mínimo, que es 48 kg. Eso solo lo peso el día de la competición. Tengo la ventaja de que físicamente soy muy fuerte y tengo buena musculatura, pero por otra parte son 48 kilos y me suelo pasar. Así que tengo que mirarme muchísimo la alimentación. 

En mitad del proceso clasificatorio para los Juegos de Tokio, explotó la pandemia y este quedó suspendido hasta nuevo aviso. ¿Cómo habéis digerido esta noticia?

Nos íbamos a una competición y nos dieron la noticia que no íbamos a competir. Ese sábado ya empezó el estado de alarma. Sentimos mucha incertidumbre, pero nos sentíamos motivados porque pensamos que sería poco tiempo y que podríamos reincorporarnos antes del 30 de mayo, momento en que se acababa la clasificación. Así que, pese a estar en casa, sabía que tenía que mantenerme en forma para empezar a competir y clasificarme en los juegos. Cuando la cuarentena se fue alargando, nos dijeron que se suspendían. De nuevo, incertidumbre. No sabíamos cuando íbamos a salir, cuando íbamos a volver a entrenar. De un día para otro, cambian las normas. Podíamos salir a correr, pero no podíamos entrenar… ahora, por suerte, ya llevamos un tiempo entrenando en grupos reducidos. 

Y ya para acabar, como la deportista de élite que eres, nos gustaría que lanzases un mensaje a todas aquellas niñas y chicas que quieren dedicarse profesionalmente al deporte.

Que si quieren algo, que vayan a por ello porque se puede conseguir. 

¡Muchísimas gracias Julia!

Publicado el

Ariane Ochoa, surfista española

Ariane Ochoa, surfista española

¡Viernes de Vicio Sano! Esta semana hemos hablado con la surfista Ariane Ochoa, promesa indiscutible en el mundo del surf. Comenzó con 8 años en el mundo de la competición y desde entonces no ha parado. Ariane es campeona de España júnior Sub 18 y subcampeona de Europa sub-18 por selecciones en 2016 y medalla de bronce en el campeonato mundial celebrado en Australia de la categoría júnior en 2017.

Con el objetivo de llegar a las olimpiadas de Tokio, esta surfista ha estado trabajando muy duro estos últimos meses junto a Basque Team. 

¡Sigue leyendo porque nos lo cuenta todo aquí abajo!

Con cinco años te montas por primera vez en una tabla de surf. ¿Quién te inicia en el mundillo?

Fue una semana de casualidades. Mi familia no tiene nada que ver con el mundo del mar, pero mis padres decidieron apuntar a mi hermana a un cursillo de surf cuando estábamos de vacaciones en nuestra casa de verano, en Hendaya. Lo probó, le gustó mucho. Pidió a mis padres que la siguieran apoyando en ese deporte y ellos no dudaron en hacerlo. Ahí nació esa rutina de ir a nuevas playas, pasar tiempo en el mar y entrar en el mundillo de surf. Yo era muy pequeña, pero seguí los pasos de mi hermana y pasaba mucho tiempo en el mar. Siempre me encantó el mar, estar en el agua y creo que era algo que ya llevaba de serie. 

– ¿Cuál fue la sensación de coger la primera ola?

No tengo un recuerdo sobre cuál fue la primera ola. Pero sí que tengo flashes de cuando era más pequeñita y empezaba a no solamente subirme en la tabla, si no a coger las olas, ir hacia un lado, ir hacia otro… y era una sensación increíble eso de aprender a leer el mar, entender mejor la ola y cabalgarla. Ser capaz de entender al mar da sensaciones muy especiales y gratificantes. 

– Y con ocho ya empiezas a competir en el circuito europeo junior. Y hasta hoy no has dejado de sumar victorias. Campeona de España júnior Sub 18 y subcampeona de Europa sub-18 por selecciones en 2016, medalla de bronce en el campeonato mundial celebrado en Australia de la categoría júnior en 2017 y mucho más. ¿Qué hay detrás de todos esos éxitos?

Empecé con ocho años a competir, siguiendo los pasos de mi hermana. A ella no le gustó la competición, pero a mí sí porque soy una persona muy competitiva. Empecé con las categorías mixtas en el País Vasco. No había muchas chicas jóvenes en aquel momento en competición. Luego empezamos a ir a campeonatos cerca de casa a nivel nacional. Fui subiendo escalones hasta llegar al circuito Europeo Junior, que es un poco esa para de medir antes de salir al mundo. La verdad es que en la etapa junior aprendí mucho, Vi que no se me daba nada mal el surf y que podía conseguir grandes cosas. Confirmé ese pensamiento cuando llegué a Australia, a los campeonatos del mundo. Pude ver que el sueño de ser surfista profesional estaba cerca y que había que intentarlo. Detrás de todo eso, solo hay ganas, la pasión por el deporte, que son el motor que te hace sacrificar muchísimas cosas

– ¿Cómo fue el salto a la competición de élite?

Terminé mi etapa como junior muy satisfecha. Tenía muchas ganas de empezar en la categoría superior, pero tuve un traspié en ese salto por una lesión. Estuve un año parada, perdí mi ranking para la Liga Absoluta. Fue un parón, pero también un aprendizaje muy positivo. Es una experiencia dura, pero me ayudó a crecer como deportista y madurar, tener otra visión y mis objetivos más claros. 

Es un salto grande, ya que pasas de competir en junior a competir contra las mejores surfistas del mundo, en un circuito más largo y amplio. Además, incluye más responsabilidades como organizar los viajes. Hay muchos cambios y después de mi lesión me costó bastante. Perdí todo el ranking y para coger el ritmo tuve que pasar por baches. Pero, este año antes de la pandemia, había empezado muy bien en el circuito mundial, con muy buenas sensaciones. Y espero poder seguir con esas sensaciones y seguir mejorando y obteniendo resultados.

– Después de ponerte a prueba tantísimas competiciones, ¿Sientes nervios antes de cada competición?

El nervio siempre existe. Es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo ante situaciones de tensión o de incertidumbre, como puede haber en este deporte. Vamos a contrarreloj y sin saber realmente si va a venir la ola que necesitas. Aunque, hay veces que pasas más nervios que otras, dependiendo de la competición o de cómo estés psicológicamente para afrontar la competición. Está bien tener nervios, pero cuando hay de más pueden jugarte muy malas pasadas y que tu trabajo se vea afectado.

– Tras tantos años, debes de tener un estilo de surfear definido. ¿Podrías describírnoslo?

Siempre he sido bastante autodidacta y he ido evolucionando con la gente que me he encontrado por el camino. Nunca he tenido una base o un entrenador técnico. Así que he tenido un perfil muy radical y agresivo en las maniobras. Pero también hay que saber entrelazar maniobras, esto es algo más técnico que hay que pulir. En estos momentos, estoy trabajando esos matices para ser una surfista más completa. 

– ¿Quiénes son las personas que te apoyan con este camino que has escogido?

Desde siempre mis padres y mi hermana, que ha sido un referente. Con el tiempo, he tenido suerte de contar con el apoyo de marcas o proyectos como el Basque Team o la Federación Vasca de Surf. Y con otra gente con la que me he cruzado y me ha dado su apoyo. Así que son muchas personas a las que estoy agradecida. 

– Cuéntanos cómo es un día cualquiera de una surfista como tú. 

Entrenamos de lunes a sábado y domingo descansamos. Dependiendo de las olas, hay una sesión o una doble sesión. Además, hay una parte de preparación física, videocorrección y ejercicios en seco. En mi tiempo libre, aprovecho también para dedicarle tiempo a mis estudios y a mi familia.

– ¿Cómo es eso de meterse en las aguas del mar cantábrico en diciembre?

Estás haciendo algo que te gusta y no te supone un sacrificio. Aunque, a veces, puede ser duro por las condiciones del mar y el frío. Cuando tenemos doble entrenamiento, días de frío, el traje mojado… al principio, hay que hacer un esfuerzo de más. Por otra parte, tiene su lado positivo. En el Cantábrico hay muy buenas olas y en invierno suelen ser de calidad. 

– ¿Cómo son los entrenamientos de una surfista de élite como tú?

Mi preparación tiene tres grandes patas: la física, la psicológica y la técnica. La parte técnica la desarrollo con mi entrenador; la parte física con los preparadores del Basque Team y la psicológica con mi psicóloga María. Cada área se trabaja de un modo distinto, pero siempre con el mismo objetivo: sacar el máximo rendimiento y ser cada día mejor deportista

– Durante las temporadas y campeonatos, ¿debes de seguir unas pautas nutricionales en concreto?

Yo no sigo ninguna dieta, pero trato de comer muy sano y equilibrado siempre. Nuestro deporte no tiene categorías por pesos, así que no tenemos unas limitaciones estrictas. Aun así, hay que mantener una linea para llevar la tabla adecuada y por la salud para prevenir lesiones. Al final, el objetivo es el bienestar y aprender lo que tu cuerpo necesita en cada momento. En tiempos de competición, la ingesta suele ser mayor en hidratos y proteínas porque el gasto y la carga de trabajo es mayor. 

– Además de ser una promesa del surf nacional, estudias magisterio. ¿De dónde sacas el tiempo?

Sí. Cuando acabé el instituto, tuve claro que quería seguir creciendo en el mundo del surf y llegar a primera división, pero tampoco quería dejar de lado los estudios. Creo que hay tiempo para todo y son buenos complementos. A mí me ayuda a estar más centrada y no solamente pensar en el surf. Es una forma de tener otra perspectiva, la mente activa y, sobre todo, la capacidad de planificación. A mí me gusta hacer muchas cosas y, de este modo, estoy a lo que tengo que estar porque es el hueco que tengo para dar el 100%. Es una manera de aprovechar mi tiempo al máximo. 

En ciertas épocas de la temporada, se suelen juntar los trabajos, los exámenes, entrenamientos de más carga… y suele ser un poco más agobiante. Pero son semanas puntuales al año y, al final, se trata de planificarse y mantener la calma. Ya me queda muy poco para terminar la carrera. Solamente las prácticas y es mi gran problemática, ya que esto me obliga a estar presente y es difícil introducirlas en mi planificación, viajes y competiciones. 

– Háblanos del proyecto de Basque Team. ¿Cuál es tu rol dentro de esta iniciativa?

Mi rol es en esta iniciativa es la de ser deportista, dar lo máximo en los entrenamientos y los mayores resultados y, sobre todo, conseguir la clasificación olímpica hacia Tokio 2020. Este es el principal objetivo del proyecto, llegar a unas olimpiadas. 

– La pandemia te ha pillado preparando el Mundial del Salvador, donde te jugabas la clasificación de los Juegos de Tokio. ¿Cómo has vivido este parón?

Antes de llegar al Mundial del Salvador, nos quedaba por definir cuál iba a ser el equipo nacional oficial para el mundial. Así que mi primer objetivo era estar dentro del equipo nacional. La pandemia ha paralizado los planes de todo el mundo y no me lo he tomado mal. Si tienes los objetivos claros, da igual cuando sea el momento. Es una oportunidad para tener más tiempo para seguir trabajando. 

– Y después de los campeonatos, las temporadas de verano tan intensas, los estudios universitarios… ¿qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Me gusta pasar tiempo con mi familia, sobre todo, en verano. En etapas de competición, podemos tener 5 semanas seguidas sin parar. Me gusta evadirme, ir a la montaña, viajar, conocer sitios nuevos e, incluso, estar en casa. 

– Te has recorrido medio mundo de campeonato en campeonato. Australia, Sudamérica, Sudáfrica, Europa… ¿con qué destino te quedas?

Uno de los países en los que mejor me siento es Sudáfrica. Siempre me gusta volver por las amistades que tengo. Siento una conexión especial, que me hace sentir como en casa. Tengo muy buenos recuerdos. El año pasado, después de mi lesión, gané la primera prueba del mundial WQS 1.000. Mi objetivo es volver cada año.

– Cuando tienes vacaciones, ¿sigues quedándote en el mar o buscas otro tipo de destinos para desconectar?

Intento hacerlo. Con el tiempo he aprendido a dejar mi tabla de lado en algunos momentos y desconectar. Al final un surfista alocado, que vive con tanta intensidad su deporte, tiene el síndrome de la tabla. Nunca la puede dejar. He aprendido que, a veces, hay que dejarlo de lado, seguir disfrutando de otras cosas y salir de la perspectiva del mundo del surf. Hacer otras cosas que te llenan ayuda a que continúes teniendo un buen rendimiento. Por eso, me gusta viajar a algún destino en el que no haya surf de por medio, por ejemplo viajes culturales, con amigas, haciendo otro tipo de deporte. El último viaje que hice fue a Ámsterdam y disfruté mucho, solo con pasear por la ciudad, conocer sitios nuevos, comer en restaurantes…

– ¿Algo que te gustaría añadir a la entrevista?

Gracias por reflejar mi historia o un trocito de mi vida. Seguiré trabajando como lo he hecho siempre y espero poder conseguir objetivos más ambiciosos e ir cumpliendo mis sueños. Solo puedo decir que gracias a toda esa gente que me apoya de corazón y que está ahí tanto en los momentos buenos, como en los malos

Publicado el

Batido de aguacate

¿Se os ocurre una manera mejor de empezar el día que con un batido de aguacate y bebida vegetal bien refrescante? En los días más calurosos, apetece empezar el día con bebidas bien frescas y saludables. Y, si lo preferís, también podéis tomarlo como merienda y darle un plus de vitalidad a vuestro organismo por la tarde. ¡Y lo mejor es que esta receta es muy fácil de preparar y en un momento la tendréis lista!

Ingredientes:

  • Una pieza de aguacate
  • Una taza de bebida de almendras
  • Una taza de almendras crudas
  • Medio plátano maduro
  • Hielo al gusto

Elaboración:

  1. Partir el aguacate por la mitad y quitar el hueso.
  2. Extraer la pulpa del aguacate con una cuchara y colocar en una licuadora.
  3. Añadir las almendras, el plátano, el hielo y la bebida vegetal.
  4. Triturar durante cuatro o cinco minutos, hasta conseguir una composición uniforme. 
  5. Servir el batido en un vaso alto.

¡Y listo para tomar! Esta receta es un desayuno diferente que aportará una gran cantidad de nutrientes y energía a vuestro cuerpo cuerpo. Además, la fusión de sabores es deliciosa. ¡Y lo mejor es que también pueden disfrutar de ella los más pequeños!

Publicado el

¡Cocina con Noelia y pásate al lado saludable!

¡Cocina con Noelia y pásate al lado saludable!

En Nectina, nos encantan esas personas que dedican su tiempo a estar entre fogones y trabajan duro por tener una alimentación sana. Y si además lo comparten, ¡ya es la bomba! Por eso hoy, vamos a dedicar este espacio a nuestra colaboradora Noelia Gamero, prueba de que no hay excusas para no cuidarse y comer de una forma saludable. ¡Rico y sano es compatible!

Noelia es una madre emprendedora que se ha adentrado en el mundo de las redes sociales con el objetivo de compartir sus recetas, crecer y encontrar nuevas oportunidades que le permitan desarrollarse personal y profesionalmente en el mundo de la cocina. Y así empieza una aventura en la que no faltan platos que ella misma define como “tradicionales y hechos con mucho cariño”. Siguiendo esta línea, esta cocinera reconoce que “la ilusión y pasión que pongo en mis preparaciones son las que hace que me lluevan las ideas cuando entro en la cocina”. ¡Y es que a la cocina hay que ponerle ganas y, sobre todo, mucho amor!

Aunque debemos remontarnos años atrás porque esta afición por la cocina empieza antes de la aparición de las redes sociales. ¿Os acordáis de aquella época en la que se aprendía a cocinar de la mano de tu madre y de tu abuela y consultando las recetas en libros y no en Google? Pues así fueron los primeros pasos de Noelia en la cocina. El primer plato que cocinó fue un “pastel de arroz con leche, siguiendo un libro que tenía mi madre, cuando era muy niña”. Así que su pasión por los fogones es algo que lleva integrado en ella desde su infancia. “Siempre me ha llamado mucho la atención la gastronomía. De pequeña me encantaba quedarme sola en casa para meterme en la cocina a hacer recetas”, nos cuenta nuestra colaboradora.

Pese a que ella cocina para su familia, sus platos son para todos y todas o como ella dice “para cualquiera que quiera disfrutar de mis preparaciones”. En sus redes sociales, sus seguidor@s están más que acostumbrados a ver a una cocinera muy curiosa compartiendo imágenes de recetas creativas y originales. Sin embargo, esto no acaba aquí. Su implicación y sus ganas de compartir su afición por la alimentación saludable han llevado a Noelia abrir su propio canal de Youtube con la ayuda de su marido que, en palabras de la cocinera, “nace de la ilusión de desarrollarme en lo que más me gusta, cocinar, y compartirlo con mucha gente con deseos de aprender con mis vídeos”. Así que podéis encontrar sus recetas paso a paso y en vídeo. ¿Qué os parece? El canal Cocina con Noelia persigue el objetivo de “enseñar y ayudar a aquellas personas que se encuentren en la misma situación que yo cuando salí de casa y me vi obligada a aprender para poder alimentar a mi familia”.

¡La cocina es un arte! Os lo hemos dicho muchas veces. Y como buen arte, necesita una fuente de inspiración. Y la de esta emprendedora es su familia. Así pasa los días maquinando nuevos platos que contengan alimentos sanos y sean del gusto de sus hijos. “Si uno quiere galletas hacemos galletas de avena integral sin huevo y sin mantequilla. O pancakes con avena, manzana, plátano, fresas, me encanta inventar”.

Hablando de inventar, hemos puesto a prueba el ingenio de Noelia preguntándole qué preparaciones bien ricas se le ocurrirían con tan solo dos ingredientes. Y nos ha dejado boquiabiertos. “Podemos hacer una torti-pizza original y deliciosa, por ejemplo. Si separamos la clara de la yema de un huevo, la montamos a punto de nieve, añadimos la yema mezclando con movimientos envolventes, la ponemos en la sartén y cuajamos poniendo en la parte superior el ingrediente que os guste, tapamos y dejamos cuajar a fuego bajo. O una purrusalda, con puerro y patata”, ha respondido. ¡Esta chica tiene un sinfín de recursos culinarios!

“De primero una ensalada o una Milhoja con berenjena, seguida de un pescado blanco con una salsa ligera y una una crema catalana de postre” es el menú que nos propone esta emprendedora para conquistar los estómagos de nuestr@s comensales, aprovechando que está aquí el veranito y empiezan las comidas con amig@s y familiares. Sin duda, una propuesta que no dejará indiferente a nadie que se siente en vuestra mesa. 

Así que, como dice Noelia, “delicioso, saludable y tradicional es posible”. Si os gusta este tipo de cocina, podéis encontrar mil ideas en su cuenta de Instagram y en su canal de Youtube

Publicado el

Gastón Mouriño, jugador de balonmano

Gastón Mouriño, jugador de balonmano

Hoy, Vicio Sano de Balonmano. ¡Hablamos con Gastón Mouriño! 

Gastón es un jugador de balonmano argentino de 25 años. Tras pasar por varios clubs como el Club Nuestra Señora de Luján de Argentina, el Colegio Ward de Brasil, el BM Zamora y el Atlético de Valladolidad, este año ha conseguido una posición en el BM Guadalajara en España. Además, es jugador de la Selección Argentina de Balonmano. 

¿Quién es Gastón Mouriño ? ¡Cuéntanos alguna curiosidad sobre ti para que te conozcamos un poquito mejor!

Soy un jugador de balonmano argentino que vino a España con 19 años, después de vivir dos en Brasil, para poder jugar al deporte que amo y disfruto profesionalmente. 

¿Cuáles fueron tus primeros pasos en el balonmano?

Empecé a jugar con seis años en el colegio. Mis amigos y yo jugábamos a fútbol y, un día, nos ofrecieron probar el balonmano. A la mayoría nos gustó. Así que empezamos a compaginar ambos deporte hasta que llegó un punto en el que me decliné por el balonmano. Creo que fue una muy buena decisión.

¿Cuándo empiezas a plantearte jugar de forma profesional?

Eso llegó más tarde. Cuando empecé a sumar conocimiento y experiencias gracias a la Selección Argentina Juvenil (sub 19). Después de ese mundial, me di cuenta que quería ser profesionalmente. 

¿Tienes grandes figuras de referencia del balonmano?

¿Como todo el mundo, no? Siempre tuve de referente e ídolo a Christian Canzoniero, portero argentino, entrenador personal y compañero, y a jugadores como Gonzalo Carou y Julien Aginagalde, un argentino y un español que juegan en la misma posición que yo.

Además del balonmano, ¿tienes algún otro vicio sano?

Sí. La verdad es que soy bastante inquieto y, siempre que puedo, juego algún partido de paddel, fútbol, baloncesto… pero solo como un hobby porque me tengo que dedicar al 100% al balonmano. 

Eres Pivote. Cuéntanos cuál es tu misión principal en los partidos. 

Mi labor es generar espacio para que mis compañeros puedan entrar con mayor facilidad a la portería contrincante. Soy uno de los finalizadores de equipo, así que cuando llega el balón tengo que transformarlo en gol o en siete metros. Y también soy el que recibe la mayoría de los golpes en ataque jajaja

– Desde tu experiencia, ¿cómo logra un jugador rendir al máximo en la pista?

Creo que es la suma de varios factores. Hay que entrenar bien tanto a nivel físico como táctico. Pero también hay otros aspectos igual de importantes como la alimentación, el descanso, el trabajo psicológico a nivel de preparación. Todo ello ayuda a que se saque el mejor rendimiento posible.

¿Qué es lo más importante o imprescindible en la filosofía de un jugador?

La perseverancia, ser constante y trabajador, tanto en el deporte como en la vida cotidiana es fundamental.

El balonmano es un deporte que requiere conocer y entender a tu compañero. Cuéntanos como lográis esa coordinación o compenetración.

Con mucho trabajo en los entrenamientos. Siempre hay que buscar la mejor conexión posible y eso se logra en el día a día. Es algo fundamental y más en mi posición, que con una simple mirada tengo que interpretar y entender lo que me está transmitiendo mi compañero.

Vienes de Argentina, donde empezaste tu trayectoria en el Club Nuestra Señora de Luján. Cuéntanos que es lo más destacable de esos años con el equipo argentino.

Sí. En Luján crecí mucho como jugador. Me enamoré del deporte y siempre voy a estar agradecido al equipo por esos primeros años de formación que me permitieron llegar a cumplir uno de mis principales objetivos deportivos. Esta etapa me dio paso a jugar en Colegio Ward en Brasil, donde me terminé de forjar como jugador. Aprendí muchísimo y de la mano de grandes entrenadores, formadores y jugadores. A día de hoy, son grandes amigos. Fue una experiencia única. 

También has jugado con la selección argentina de balonmano y has ganado el  Campeonato Panamericano de Balonmano Masculino Juvenil de 2013 y el Campeonato Panamericano de Balonmano Masculino de 2018. ¿Qué diferencias hay cuando entrenas para la selección?

Dos experiencias únicas. Fue la primera vez que vestía la camiseta de mi selección. En el segundo campeonato, jugué con la selección absoluta, un sueño que siempre tuve de chico. Con respecto a los entrenamientos de la selección, son únicos. Cada vez que nos juntamos para entrenar, lo hacemos como si jugásemos todos en el mismo club y nos viésemos todos los días. Le ponemos una exigencia mucho mayor y se genera una gran competitividad sana, que nos hace rendir mucho más. 

¿Y cuáles fueron las sensaciones en esas dos victorias?

Creo que algo indescriptible, único y difícil de describir en palabras, pero una experiencia que me generó mucha felicidad.

¿Cómo fue tu llegada a España? ¿Te sientes satisfecho con el cambio?

Llegué al Bidasoa de Irún, gracias a una recomendación al entrenador. Me ofrecieron jugar con ellos y no lo pensé dos veces. Estoy totalmente satisfecho. Era lo que quería, ya vine soñando ser profesional. 

En carrera deportiva en España, has ido cambiando de equipo. Has estado varias veces en el Atlético de Valladolidad y en el BM Zamora. ¿Por qué se dieron esos cambios?

En el Bidasoa no me renovaron tras la ascensión y pasé al BM Zamora, donde también logramos el ascenso a la Liga Asobal. Al entrar en esa liga, volvimos a descender. Yo quería seguir en Asobal, así que pasé al Atlético de Valladolid. Allí no me fue como esperaba. Jugaba pocos minutos y no me renovaron al año siguiente. Así que me marché a mitad de temporada y volví con el BM Zamora para volver a tomar confianza y a disfrutar dentro del campo. Allí me recibieron con los brazos abiertos. ¡Siempre estaré agradecido al equipo!

¿Y cómo viviste todos esos cambios de equipo?

De la mejor forma posible siempre. Los cambios son buenos y me llevo algo positivo de todos esos equipos. Siempre hay que rescatar aquello que suma y, en mi caso, ha sido mucho. Estoy contento por ello. 

El pasado mes de abril, se terminaba tu etapa como jugador del BM Zamora. ¿Cómo sigue tu aventura en el mundo del balonmano ahora?

Personalmente, sentí que fue una gran temporada. Me ha llevado a estar en el Balonmano Guadalajara, que milita en la liga Asobal. Viene un nuevo reto que afrontaré con muchísima ilusión.

¿Qué te llevas de tu experiencia con el equipo?

Mis primeros años fueron increíbles y crecí de una forma que no creía posible.

¿Qué es lo que más valoras de tus compañeros?

Que sean trabajadores y que siempre quieran más. Esto genera, por lo menos en mí, una exigencia superior.  

Un deportista profesional como tú, ¿sigue una dieta deportiva y unas pautas de entrenamientos? ¿En qué se basan?

¡Sí! Llevo una dieta bastante estricta y completa. En ella busco cada día seguir mejorando. Sé que es uno de los factores principales. A la hora de entrar, creo que los trainings, deben ser lo más completos posibles y que me ayuden a estar en óptimas condiciones. 

¿Cómo llevas los momentos de presión antes y durante los partidos?

Hasta hace poco tiempo, era algo que muchas veces no sabía controlar. Gracias al trabajo de un psicólogo deportivo, aprendí a manejarlo y a llevar este estrés de una manera mejor. 

Has jugado en mundiales, campeonatos, torneos, ligas… pero aun eres joven por lo que tendrás más metas por cumplir en el deporte. ¿Cuáles son?

Una de las metas y sueños que más deseo cumplir es jugar unos Juegos Olímpicos

¿Algún otro proyecto en mente fuera del ámbito del balonmano?

Por ahora nada. Tengo muchas cosas en mente pero aun no defino algo con mucha certeza que disfrute. 

No queremos que dejar nada en el tintero, así que ¿te gustaría añadir algo a esta entrevista?

Que me llevo grandes recuerdos y sensaciones únicas de mi etapa deportiva hasta el momento. Y que ojalá contagie a más personas estas ganas de practicar balonmano u otro deporte y la perseverancia para que luchen por cumplir sus sueños. 

Muchas gracias!

¡Gracias a ti Gastón!

Publicado el

Sete Benavides, piragüista olímpico

Sete Benavides, piragüista olímpico

¡Llega el viernes y con él el momento de hablar con un pedazo de deportista! Hoy hemos entrevistado a Alfonso Benavides, conocido profesionalmente como Sete Benavides. 

Sete es un piragüista español en la modalidad de aguas tranquilas (Canoa 200 m C1). En 2105, consiguió el título de Campeón del Mundo (Copa del Mundo de Canoe Sprint Portugal en C1 200m). Ha sido parte del equipo olímpico español en las dos últimas ediciones de los juegos, Londres 2012 y Rio 2016. Y esto no se acaba aquí, el año pasado en los Juegos Europeos de Minsk obtuvo una medalla de bronce.

¡Y nos lo cuenta todo hoy!

¿Cómo te inicias en el mundo del piragüismo?

Empecé a los 13 años con mis dos hermanos pequeños en el Real Club Náutico del Port de Pollença en las escuelas de verano, nos gustó y ahí nos aficionamos hasta día de hoy.

¿Siempre has sido miembro del Real Club Náutico del Port de Pollença o has formado parte de otros clubes?

Ahora mismo formo parte de la UCAM de Murcia, pero siempre he entrenado en Pollença.

¿Cuáles han sido tus referentes en el mundo del piragüismo?

Mi referente de siempre ha sido David Cal Quintuple, medallista olímpico. Tuve la suerte de compartir los Juegos Olímpicos de Londres 2012 con él. 

¿Cómo y cuánto entrena un piragüista?

En mi caso, suelo entrenar de lunes a sábado todo el año.  Septiembre suele ser el mes de descanso. No podría decirte una cantidad de horas exactas, pero suelen oscilas entre las cinco y las siete horas diarias. Entrenamos en el agua y después vamos al gimnasio diariamente. 

Acostumbrado a tanta actividad física, ¿cómo has vivido la cuarentena?

Habituado a estar activo siempre, lo que hice fue seguir una rutina de deporte, estudio y aprovechar estos meses para aprender cosas nuevas. En general, lo he llevado bien.

Además de la preparación física, ¿tienes algún tipo de preparación psicológica con especialistas para hacer frente a la presión de las competiciones?

Sí, claro. Necesitamos tener este soporte psicológico a mano siempre. Es indispensable, bajo mi punto de vista, más que para competir para aprender a sobrellevar los días “malos».

¿Debes seguir algún tipo de dieta en concreto en las temporadas de piragüismo?

Suelo comer de todo en su justa medida, pero cuando se acerca la competición me cuido más para que no haya ningún problema. En rasgos generales, todo el año la dieta suele ser bastante equilibrada y sana.

Con tan solo 28 años, vemos que cuentas con una amplia trayectoria deportiva y grandes éxitos como dos medallas de bronce en el Campeonato Mundial de Piragüismo (2011 y 2013) y cuatro medallas en el Campeonato Europeo de Piragüismo (entre 2011 y 2015). También ocupaste el cuarto puesto en C1 200 m. tanto en los Juegos Olímpicos de Brasil (2016) como en los de Londres (2012). ¿Qué hay detrás de todos esos logros?

Hay mucho sacrificio, superación y ganas de ser mejor cada día.  La verdad es que sólo se ven los éxitos pero detrás hay mucho trabajo y muchos días duros.

¿Cómo fue pisar por primera vez la Villa Olímpica?

Siempre es especial poder convivir con atletas de otros países y diferentes deportes y, sobre todo, compartir comedor con estrellas del deporte mundial.

En los JJOO de Londres 2012 quedaste cuarto en la final de C1 200. Años después, se te asigna la medalla de bronce tras la sanción por dopaje del lituano Jevgenij Shuklin. Vamos a ver, ¿cómo es eso de que te den una medalla siete años después?

Todavía está pendiente de que se haga oficial, pero siempre es especial recibirla porque es la única medalla que me queda por conseguir.

En Río, el piragüismo se convirtió en el deporte español con más medallas. ¿Qué te hace sentir este éxito como implicado directo?

Se ha trabajado bastante estos últimos años y Rio 2016 fue el colofón final. Quedó demostrado que el trabajo y el talento garantizan el éxito.

Aun así, ¿crees que el piragüismo recibe el suficiente reconocimiento o cobertura por parte de los medios de comunicación?

Creo que para tener los resultados que tenemos se nos da poca cobertura. Poco a poco, se van viendo más cosas en los medios, pero aun así queda mucho por hacer.

El C1 200 ha desaparecido del calendario de los Juegos Olímpicos de Tokio. ¿Cómo has recibido esta noticia y cuál crees que es el motivo de esta decisión?

La recibí en 2015 y fue una mala sensación. Creo que el 200m es espectáculo. Creo que son decisiones políticas nada más. 

Además de tu carrera deportiva, estás estudiando el grado en Técnico Superior de CAFD (Ciencias de la Actividad Física y el Deporte) de la UCAM (Universidad Católica San Antonio de Murcia). ¿Cómo compagina un deportista de élite su carrera profesional con sus estudios?

Gracias a la UCAM, podremos tener un buen futuro, ya que nos ayuda bastante a compaginar los estudios con el deporte.

Fuera del ámbito del piragüismo, ¿tienes algún proyecto personal o profesional en mente?

Me gusta el mundo de las inversiones. Estoy estudiando cursos para formarme y quién sabe si en un futuro podría hacer algo dentro de ese campo.

¿Te gustaría añadir algo que no hayamos comentado?

Ha estado genial la entrevista! Muchas gracias!

¡Gracias a ti!

Publicado el

Xavier López, patinador

Xavier López, patinador

¡Momento de Vicio Sano! Os presentamos a Xavier López, un profesional del mundo del patinaje artístico y la enseñanza. Tras una trayectoria repleta de éxitos deportivos en España y a nivel internacional, hoy vive en Italia y se dedica a la docencia. Sin embargo, el patinaje artístico sigue teniendo un hueco muy importante en su vida. 

¡Nos lo cuenta todo en esta entrevista! Así que sigue leyendo y no te pierdas ni una coma de lo que nos cuenta este pedazo de deportista. ¡Empezamos!

¿Recuerdas tu primer día en patines?

En mi casa tenemos una foto que constata cuál fue mi primer día en patines. Yo todavía no caminaba y me pillaron mis padres metiendo mis pies en los patines de mi hermana Laura. Así que, siempre que me preguntan cuál fue mi primer día en patines, contesto diciendo que me puse los patines antes incluso de empezar a caminar.

¿Cómo es un día de entrenamiento en patinaje artístico?

El patinaje artístico es un deporte que combina muchos aspectos. No olvidamos tiene toda una parte artística, además de la parte deportiva, y eso hace que las facetas a trabajar sean varias.

Todos los entrenamientos empiezan con una primera parte de calentamiento para activar el cuerpo y con un trabajo sin patines: saltos sin patines, posiciones de las piruetas, ejercicios de equilibrio. Después, en pista, ya depende del día. Hay días donde se entrena más técnica y días donde trabajas más resistencia. Depende mucho del periodo del año y si hay o no competiciones próximas.

La otra disciplina del patinaje, a la cual dedico también mucho tiempo, es el patinaje en grupo.

El patinaje en grupo, a diferencia del individual, es una disciplina donde patinadores, que dependiendo de la categoría puede variar des de 4 hasta 30, realizan un mixto entre una representación teatral y un ejercicio técnico de patinaje. Así que los entrenamientos de grupo son muy diferentes porque trabajamos otros componentes como la coordinación, el trabajo en formacionesejercicios de interpretación

Además de los beneficios físicos, ¿qué te aporta este deporte?

La faceta artística. Tener la posibilidad de presentarte a ti mismo usando el canal del patinaje y una actuación sobre patines es algo maravilloso. Desde pequeño amaba bailar. Pasaba horas y horas inventando coreografías. Así que poder patinar delante de un gran público las coreografías que más me gustan lo es todo para mí. Es como escribir un poema para aun poeta, o presentar una gran película para un director de cine… para mí presentarme a mí mismo, o a mis patinadores, con algo creado con y para los patines, no tiene precio.

Has salido muchas veces a la pista a darlo todo, pero ¿tienes alguna coreografía favorita?

Creo que una de las coreografías que recordaré siempre será mi programa largo de categoría infantil. Tenía 10 años cuando me coreografiaron el programa de Tarzán y fue con este programa  con el que realicé mi primera competición internacional así que le tengo una estima especial.

En grupo me quedo con el programa que coreografié en el 2012, Carta Blanca, que nos permitió ser Campeones del Mundo; y en cuarteto el programa Black Leather con el que competimos el año 2015 y conseguimos la Plata Europea y el Bronce Mundial.

Tu carrera deportiva cuenta con distintos logros. Entre ellos la tercera posición en el Campeonato del Mundo de Cali (Colombia) con Laura Armenteros, Laura Rodríguez y Sara Milán del Reus Deportiu. Cuéntanos cómo fue la preparación para ese campeonato y cuáles fueron las sensaciones al ganar la medalla de bronce. 

Te cuento antes como fue la mejor experiencia que he vivido. La temporada que recuerdo con más cariño fue la del 2012 dónde conseguimos el título de Campeones Nacionales, SubCampeones de Europa con una puntuación de 10 en el apartado artístico y Campeones del Mundo, siendo así el entrenador más joven de las historia en ganar un oro mundial.

Ese año estuvo lleno de bonitas emociones, ya que gran parte del equipo era muy joven y la sensación de familia era muy grande. Le tengo mucho cariño a ese Bronce que hablábamos en cuarteto en el Mundial de Cali. Fuimos el primer cuarteto español en conseguir una medalla mundial. 

Ese año fue complicado puesto que presentamos una coreografía arriesgada, tratando el tema del sadomasoquismo (en clave muy elegante). A nivel nacional no acabamos de llevarnos las satisfacciones que queríamos, pero en terreno internacional fue muy bien acogida y recibimos la medalla de plata en el Campeonato Europeo y ese gran Bronce en el Mundial.

Este tipo de competiciones requiere una gran coordinación con tus compañer@s. ¿Cómo lo trabajáis?

El trabajo en equipo es una bestia muy difícil de dominar. Son muchas las cosas a trabajar y cada patinador que te encuentras en pista es un mundo. 

El tema de la sincronía se trabaja mucho mediante el método de la repetición. Hacer muchas veces trozos de la coreografía para terminar uniéndolos es un método clásico que suele funcionar. Pasamos mucho tiempo escuchando juntos la música, puesto que es la música la que nos da los tiempos para después poder realizar los movimientos iguales.

Mis patinadoras muchas veces me odian porque me gusta trabajar con el retro de la música y añadir movimientos o detalles en sonidos que no se encuentran en el primer plano. Esto provoca que tengamos que dedicar más tiempo a escuchar aquellos pequeños matices que las composiciones musicales nos esconden.

También has ganado competiciones en solitario, como el I Torneo Internacional de San Paolo di Piave (Italia), Campeonatos de Catalunya o el Campeonato de España en la categoría Cadete de Cambrils. ¿Eres más de salir a la pista solo o en equipo?

Los títulos más importantes, tanto en mi carrera deportiva como individual, son las ocho medallas de Oro a nivel Nacional, 2 medallas de Plata en los Campeonatos Europeos y una Medalla de Bronce en el Campeonato del Mundo.

La verdad es que son dos cosas totalmente diferentes. Probablemente la mayor parte de los patinadores crece con la modalidad individual, donde aprendes los saltos y las piruetas. Esto hace que en el futuro cuando tienes que competir en grupo y estos elementos técnicos no se ejecutan, pueda tranquilizar al patinador puesto que no debe realizar triples durante la competición que pueden ejercer mucha presión a nivel psicológico.

A mí me gustaba mucho la competición individual, pero a mis nervios no. Admito que seguramente terminé mi carrera deportiva sin haber aprendido a gestionar toda la emotividad que una competición conlleva. Me ponía muy nervioso y sentía como mi estómago se cerraba por completo. 

Seguramente, hoy que todo se ha vuelto mucho más profesional, habría encontrado soluciones más adecuadas a mis problemas como cambios en la alimentación o algunos suplementos que me ayudaran al menos a mantenerme en pie, pese a que mi estómago no quisiera funcionar.

Hablando del individual no olvidaré nunca el último Campeonato del Mundo que se hizo en Reus, y justamente el día de mi cumpleaños. Y para colmo, cerré la competición en la final del Libre Masculino. No fue mi mejor actuación pero no me olvido lo emocionante que fue ver a toda mi gente compartiendo conmigo mi pasión, mis emociones, y la energía que se creó en aquel Pabellón Olímpico de Reus.

Para estas competiciones, ¿es necesario que llevéis una dieta estricta o concreta?

Yo soy de la idea que todo influye. La alimentación es un componente más en el buen rendimiento de un patinador. No me gusta hablar de dietas estrictas porque todo lo que sea muy restrictivo puedo influir negativamente en la parte emotiva de una persona. Así que soy más de una dieta bien controlada, pero que permita al patinador poder comer todo lo que le gusta en modo controlado y consciente.

Antes de las competiciones, ¿sigues algún ritual? ¿Tienes alguna manía, algo que dé suerte o que, por el contrario, evites?

No. Han sido muchas las veces que he pensado después de una buena competición en volver a ponerme los mismos calcetines o calzoncillos pero después jamás lo hacía. No creo mucho en todas estas cosas. Creo que el único ritual que puede ayudarte es la constancia. Si has trabajado bien, las probabilidades que todo salga bien serán mayores.

Una cosa que hacía siempre, pero no por ritual sino por necesidad, era poner una bolsa de plástico en mi maleta para dársela a mi entrenadora antes de la competición por si mi estómago decidía hacérmelo pasar mal antes de salir a pista.

El año pasado dejabas el Grup Xou Gran, cerrando así una etapa en el mundo del patinaje artístico profesional. ¿Qué te llevó a tomar esta decisión?

Patiné en el Xou Gran des del 2007 hasta el 2014 y tomé las riendas del grupo en la temporada 2011. Después de 4 años haciendo el doble papel de entrenador y patinador, llegó el momento de parar. Era my difícil corregir desde dentro a mis patinadores y compañeras, y por el bien del equipo creo que fue la mejor decisión

¿Echas de menos los nervios de las competiciones?

Nunca han desaparecido, simplemente han sufrido una mutación. Continuando desde el otro lado de la pista como entrenador, la adrenalina de la competición jamás ha desaparecido y debe admitir que quizás son más los nervios fuera de la pista que dentro.

La responsabilidad es diferente dentro y fuera de la pista. Los días previos a una competición te machacas a preguntas: ¿Habremos entrenado suficiente? ¿Han quedado claras todas las indicaciones? ¿El nivel de ansiedad del equipo/patinador es demasiado alto? Son muchas las cosas que nos toca controlar y siempre piensas que no ha sido suficiente. Además entra siempre en acción la parte de psicología.

Nos toca ser un pilar para ellos y esconder un poco nuestras emociones para que los patinadores puedan encontrar ese faro que les ilumine y les transmita serenidad, y nos toca estar siempre preparados para el post sobre todo si la competición no ha ido del todo bien.

Quizás esa sea la parte que más odio del ser entrenador: ver a mis patinadores llorar después de una competición que no ha salido cómo hubiésemos deseado.

Cuando tú estás dentro, tienes el control y sabes lo que pasa por tu cabeza mientras cuando estás fuera como entrenador nunca sabes que es lo que va a pasar. Me pongo muy nervioso pero esa adrenalina y todas esas emociones no las cambio por nada en el mundo.

Después de retirarte, ¿tienes una nueva meta?

Mi carrera como deportista terminó pero la carrera como entrenador espero que sea muy larga.

Actualmente estoy viviendo en Italia, donde entreno sea grupos que individuales a nivel internacional, todo ello compaginándolo con mi otra realidad que es la de la educación. Soy profesor de Lengua Castellana en el Instituto aquí en Italia y divido mi tiempo entre el patinaje y la enseñanza.

Además sigo trabajando con mi club de toda la vida, el Reus Deportiu. Ahora trabajamos de manera diferente a antes, pero casa es siempre casa y Reus será siempre muy especial para mí. Todavía hay veces que me emociono cuando entro en la pista y recuerdo todo lo que he vivido allí. He pasado muchas horas desde bien pequeño en ese Club y es por eso que digo siempre que es mi segunda casa.

Desde hace también unos años trabajo con un equipo brasileño, CRSG de la ciudad de Santos. Seguramente el deseo de enseñar forme parte de mí y, por ello, ejerzo estas profesiones. Ayudar a los demás a aprender cosas nuevas es algo que me llena de satisfacción y más cuando trabajas con gente humilde y con millones de ganas de aprender.

¿Algún consejo que no falta nunca en tus entrenos?

Durante los entrenamientos suelo repetir que no hay que dejar nada al azar. Hay que tener todos los cabos atados porque las sorpresas puedan jugar malas pasadas. En los momentos antes de competir, les digo siempre que disfruten del momento y así seguramente conseguirán hacer disfrutar a los demás.

¿Cómo es el proceso de creación de una coreografía? 

Seguramente la primera palabra que usaría es INDESCRIPTIBLE.  Cada coreografía nace en modo diferente. A veces una canción te inspira, otras una imagen, otras una historia… así que creo que ese adjetivo calza a la perfección.

Una vez que la inspiración ha jugado su papel y tienes en mente qué y cómo vas a plasmar en pista lo que tienes en la cabeza, el proceso de creación empieza y, al menos para mí, nunca termina. Creo que es como una obra de arte y suele pasar que cuanto más la miras, más cosas te gustaría cambiar y añadir pequeños matices. 

Tengamos en cuenta que son muchas las partes que componen una coreografía: composición musical, vestuario, estructura coreográfica, maquillaje y peinado, puesta en escena, carácter del personaje, implicación emotiva. A mí me gusta mucho trabajar los aspectos más allá de la técnica como por ejemplo la teatralidad. Cada coreógrafo tiene sus rasgos identificativos… y seguramente uno de los míos sea esta parte dramática. Me gusta que cuando una de mis coreografías termine en una competición haya explicado algo al público y al jurado y no pase como una coreografía más.

Háblanos de la situación actual del patinaje en España. ¿Sientes que está bien reconocido o valorado?

Seguramente esté mejorado y yo lo atribuyo al uso de las “social networks”. Estas redes sociales,  conocidas por todos, están permitiendo dar visibilidad a lo que antes era muy limitado y lo que es mejor aún, están permitiendo ver a muchos patinadores lo que otros patinadores hacen haciendo que la motivación y las ganas de probar o de conseguir objetivos sean siempre mayores.

Le deseo una vida próspera al patinaje español y espero que siga siempre con esa garra que siempre lo ha caracterizado.

En el mundo del deporte, sigue habiendo muchos estereotipos y estigmas. ¿Alguna vez te han dicho que el patinaje es un deporte para chicas?

Alguna no… ¡Muchas! (Risa…). Por desgracia los estereotipos siguen muy presentes en la sociedad. Seguramente poco a poco la cosa se está asentando y se vea más normal, pero siempre va a existir el graciosillo que te diga mariquita por hacer patinaje o insulte a otra persona por su color de piel.

No podremos evitar nunca que haya gente con prejuicios en nuestra sociedad, pero podemos demostrar que están equivocados y que la época del para niño o para niña ya terminó. Admito que uno ha de tener un carácter muy fuerte para vivir sin problemas el periodo escolar si es chico y ha decidido hacer patinaje porque la mayoría de las veces escuchas de todo menos elogios. Pero también pienso que influye en el día del mañana y que ese sufrimiento hace al patinador más fuerte porque jamás ha perdido de vista sus objetivos, pese a que la sociedad haya intentado cortarle las alas o le haya puesto trabas en su camino. Quiero ser muy optimista y me gustaría que llegase un día en que sea la cosa más normal del mundo.

Debo decir que en Italia se vive muy diferente. Son muchos menos los niños que sufren acoso por este motivo, puesto que el patinaje se vive como un deporte más. Quizás porque los mejores campeones en la historia del patinaje han salido de Italia y la gente lo tiene como algo más normal, pero espero y deseo que en España algún día desaparezca el estigma del rosa y azul, y sea simplemente un deporte para todos

Y, además del patinaje, ¿cuál es tu Vicio Sano?

Mi ritmo de vida ajetreado no me deja espacio para muchos vicios sanos… lo admito. Pero admito también que tengo un vicio sano escondidito en el cajón que espero sacar a la luz en breve. Me gusta mucho el baile latinoamericano.

Cuando era pequeño, antes de empezar a patinar, mi madre me llevó a una clase de baile de salón. Lástima que me tocó como pareja la mandona de la clase (y yo era el madón) y la cosa no salió bien. Me hubiese gustado muchísimo dedicarme seriamente al baile.

Considero que bailar te permite expresarte con tu cuerpo y son muchas las veces que dice más el cuerpo que la voz. Sí que deseo, tarde o temprano, poder aprender cosas nuevas y quitarle el polvo a ese vicio guardado en el cajón.

¿Algo que añadir?

Seguramente algo muy importante. El deporte no está hecho solo para ganar. El deporte ha de ser para nosotros un maestro de vida del cual aprender muchísimas cosas como la constancia, la disciplina, el respeto, la paciencia

La medallas llegan a muy pocos y no por eso hemos de dejar de luchar porque nuestro mayor rival es y será siempre uno. Esa ha de ser nuestra competición más importante; el intentar cada día ser algo mejores.

¡Muchas gracias Xavi!

Publicado el

Estefanía Ruiz, entrenadora y asesora deportiva

Estefanía Ruiz, entrenadora y asesora deportiva

¡Damos la bienvenida al fin de semana con Estefania Ruiz! ¡Momento de Vicio Sano! 

Estefanía es entrenadora y asesora deportiva. Sus cuentas de redes sociales cuentan con un sinfín de recomendaciones, sugerencias, consejos y recetas para aquellos que quieren darle un giro en positivo a sus vidas. Esta motivación por ayudar a otros a alcanzar el bienestar la ha llevado a emprender en su propio negocio en asesoramiento deportivo.

Hoy hablamos con ella y nos lo cuenta todo sobre su proyecto y estilo de vida. ¡Empezamos!

Cuéntanos cómo empieza tu trayectoria en el mundo de la nutrición y el deporte.

Primero de todo, me gustaría daros las gracias por darme esta oportunidad tan bonita y tan chula. Yo empecé con el deporte hace cuatro años. Me apunté al gimnasio para mejorar mi físico, ya que por aquel momento estaba muy delgada y no me gustaba. A la vez, fui cambiando mis hábitos de alimentación. Y, al ver los avances y sentir esa satisfacción personal, seguí y hasta hoy. 

¿Cuál es tu Vicio Sano? 

El deporte es mi gran Vicio Sano, ya que desprendo endorfinas (hormona de la felicidad) y es imposible sentirme mal después de practicarlo. Y otro Vicio Sano es la comida saludable. Una vez empiezas aprendiendo recetas muy sanas y a la vez golosas, como gofres o tortitas, ya no puedes parar de cocinar. 

Eres un alma emprendedora. ¿En qué momento decides arrancar tu negocio?

¡Me encanta esta pregunta! Dicen que los problemas vienen disfrazados de regalo y así fue. Justamente, emprendí en el sector del bienestar en el momento en que más lo necesitaba en mi vida. ¡Hace tres años! Un conjunto de casualidades me llevaron a encontrarme con esta gran oportunidad. 

¿De qué formas trabajas? Explícanos el proceso que sigues para conocer a tus clientes.

Actualmente, trabajo mediante redes sociales. Me encanta enseñar mi día a día. Mis comidas, entrenamientos, motivación personal, mi cambio físico… gracias a esta constancia por redes, mucha gente contacta conmigo para preguntarme cómo funciona mi método, qué tomo por las mañanas, cómo es mi alimentación, mis rutinas. Y, desde mi experiencia, les doy recomendaciones de cómo estoy funcionando. 

¿Cuál es el consejo que nunca puede faltar para aquellas personas que te piden ayuda?

Hay algo que tiene que quedar claro. Yo puedo ayudarles en lo que necesiten, pero ellos tienen que poner de su parte y ser pacientes. Tener resultados es todo un proceso y hay que ser constantes para conseguir lo que quieren. 

– ¿Qué es lo más gratificante de tu trabajo?

Cuando consigues que alguien llegue a su objetivo gracias a tus recomendaciones, sugerencias, trabajo conjunto… es la mejor parte de mi trabajo. Ellos y ellas te lo agradecen y es muy gratificante porque has sido parte de este proceso que los ha llevado a sentirse mejor consigo mismos. 

– ¿Cuál crees es la clave de mantener una alimentación saludable y equilibrada?

En mi opinión, la clave es tener claro el motivo por el que queremos mantener una alimentación sana y equilibrada. Y tenemos buenas razones. Lo hacemos para sentirnos bien, estar sanos y satisfechos con nosotros mismos. En definitiva, ser más felices y sentir bienestar personal. Si tenemos eso claro, es mucho más fácil mantener los hábitos saludables para siempre.

Para estar en forma, ¿qué porcentaje dirías que tiene nuestra alimentación y qué porcentaje el deporte?

Un 80% nuestra alimentación y un 20% el deporte. Eres lo que comes y lo que tomas. 

¿Cuáles son los errores más frecuentes en la alimentación entre la gente que practica deporte?

O bien que no se toma un recuperador muscular o bien que no controlan las cantidades de comida y no obtienen resultados físicos, a pesar de que practiquen deporte. Esos dos suelen ser los más comunes. 

– ¿Tomas frutos secos? 

¡Sí! Controlando cantidades siempre. Pero sí, son una perdición.

– ¿Cómo podemos hacer para eliminar la bollería industrial y los productos ultra procesados y llenos de azúcar en nuestra dieta? 

Concienciándote, buscando recetas golosas altas en proteína. Obviamente, habrá momentos en los que querrás comer bollería. Hazlo una vez a la semana, pero no todos los días. Dedica el 80% de nutrición a lo que debes comer y el 20% a lo que quieres. 

– ¿Con qué frecuencia debería practicarse un deporte?

Depende de tu objetivo, pero para mantenernos activos y bien deberíamos entrenar de tres a cinco días. Y, aunque no hagas deporte como tal, al menos todos los días salir a caminar.

A lo largo de tu trayectoria, debes haberte encontrado con personas que no quieren seguir con su propósito o abandonar el reto de ponerse en forma. ¿Qué dices a aquellas personas que quieren tirar la toalla/rendirse?

Les recuerdo el motivo por el que decidieron emprender este cambio. Los animo a que no lo dejen, ya que se acabarán arrepintiendo. Me ha pasado y he visto estas interrupciones. Hay gente que lo deja y luego vuelven o lo deja y ya no vuelves a saber nada más. Yo no puedo obligar a nadie ni mucho menos. Esto es un tema personal y de actitud. Cuidarse por tu propio bien y, si eso no se entiende, no puedo hacer mucho más. 

¿Utilizas alguna técnica para motivas a aquellas personas a las que asesoras? 

Claro. Les muestro mi cambio. Mi ejemplo. Les enseño que si yo lo hago, ellos también pueden. 

Ahora que se acerca el verano, muchas personas confían su pérdida de peso a empresas que les venden suplementos nutricionales. ¿Qué crees que deben tener en cuenta?

Yo estoy dentro de una empresa de nutrición y sé cómo es la alimentación actual. Carece de nutrientes porque pasa por muchos procesados y tiene muchos añadido. La carne lleva hormonas, la verdura y la fruta pesticidas… darle eso a nuestro cuerpo es malísimo. 

Es muy complicado darle al cuerpo proteínas, fibra, vitaminas… solo con alimentación, ya que tendríamos que comer mucho más y esto también son más calorías. La nutrición tiene todo lo que necesitamos por pocas calorías. Y ver de dónde viene esa nutrición, cuántos años lleva en el mercado, cuantas personas la consumen, cuántos y qué médicos hay detrás, si tiene patrocinios…

– ¿Nuevos retos para este año o próximos?

Voy a lograr mi siguiente mejor versión, tanto física como mentalmente. Seguir ayudando a muchas personas con sus objetivos y, sobre todo, disfrutar del camino.

– Algo que te gustaría añadir?

De nuevo, mil gracias. Es bonito hacer algo diferente y salir de tu zona de confort. 

¡Gracias a ti!

Publicado el

Marc Sallés, jugador de hockey hierba

Marc Sallés, jugador de hockey hierba

Esta semana, os presentamos a una estrella española del hockey. ¡Marc Sallés! Este súper deportista es jugador del Atlètic Terrassa y ha disputado los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los de Río de Janeiro 2016 con España. También ha participado en un sinfin de mundiales de hockey hierba. Y esto no acaba aquí. Paralelamente a su carrera deportiva, Marc ha puesto en marcha Igotoo, su propio proyecto profesional en el mundo de las aplicaciones móviles.

¡Sigue leyendo porque nos los cuenta él mismo!

Háblanos un poquito de tus inicios. ¿Cuándo y cómo llegas al mundo del hockey?

Empecé a jugar a hockey y tenis a los cuatro años porqué eran los deportes principales del típico campus de verano. Aunque es a los seis años cuando me decanté por el hockey porqué podía jugar con todos mis amigos a la vez.

Además del hockey, ¿tienes algún otro vicio sano?

Desde pequeño, me encanta practicar y descubrir nuevos deportes. Al ser deportista de alto rendimiento he tenido que dejar un poco de lado los más extremos como skate, snow, surf o motociclismo y decantarme por otros más seguros como el golf, bici, pádel o kungfu. Fuera del deporte los mejores vicios sanos que tengo son leer y meditar.

Además de los beneficios físicos, ¿qué otros aspectos favorables tiene este deporte desde tu experiencia?

Al ser un deporte de equipo aprendes rápidamente una gran cantidad de valores como la amistad, empatía, compromiso, etc. Te das cuenta de que es necesario que todo el grupo conozca el objetivo al que se quiere llegar, crear un buen ambiente de trabajo y gestionar los problemas de forma constructiva.

Durante tu trayectoria deportiva, ¿has tenido grandes figuras de referencia?

Siempre tienes tus jugadores preferidos cuando eres pequeño, como Santi Freixa (uno de los mejores jugadores que ha tenido el Atlètic de Terrassa). Ua vez llegué a la elite empecé a descubrir que podía aprender de cualquier deportista. La ética de trabajo, mejora constante y capacidad de rendir en los momentos clave se dan en cualquier modalidad, ya sea individual o colectiva.

Un deportista profesional como tú, ¿sigue una dieta deportiva y unas pautas de entrenamientos? ¿En qué se basan?

Aunque siempre he mantenido una dieta saludable, desde hace unos años empecé a dejar de comer productos de procedencia animal y reducir la ingesta de harinas como el pan y la pasta. Bajé un poco el volumen muscular pero me ha ayudado a ser más ágil, tener muchas menos lesiones y mejorar mi rendimiento aunque fuesen pasando los años.

Participaste en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los de Río de Janeiro 2016 con España, obteniendo un sexto y quinto puesto respectivamente. ¿Qué hay detrás de todos esos logros?

Te mentiría si te dijera que era mi principal objetivo. Participar en dos ediciones de los Juegos Olímpicos es la consecuencia de tener muchas ganas de mejorar y ser muy competitivo en todo lo que hago.

¿Y cuáles fueron las sensaciones al pisar por primera vez la Villa Olímpica en 2012?

La verdad es que parecía un sueño. Compartir comedor con medallistas olímpicos, jugadores de la NBA, futbol, tenis… que siempre habías visto por la tele. Ves que en ese momento eran igual que tú, uno más dentro de los otros cientos de atletas.

¿Cómo recibiste la noticia de que se aplazaban los Juegos de Tokio?

No fue algo de la noche a la mañana. Cada vez había más noticias de que era posible que se aplazaran. Aunque cuesta aceptarlo cuando finalmente llega la noticia, como atleta olímpico, tienes que darle un giro y buscar los beneficios de este cambio. Al disponer de un año más para prepararlos, puedes mejorar tus debilidades y potenciar tus fortalezas para llegar aún mejor al verano de 2021.

También has participado en mundiales. ¿Hay alguna diferencia entre preparar un partido con el Atlètic Terrassa y con la Selección Española?

No cambia mucho preparar una final de playoff de la liga española a jugar un mundial. Te preparas física y mentalmente, analizas al rival y compites para ganar cada partido. Hay otros factores como jugar con 15.000 mil espectadores, la repercusión o el premio que pueden hacer que notemos tensión o presión, pero son sensaciones que nosotros mismos creamos en nuestra mente. Cuanto mayor sea esto, mayor es la presión a la que se someten los jugadores. La clave es reducirlo todo a que es un partido más y que tienes que estar centrado en tu trabajo.

Muchos estudios hablan de la importancia del control emocional en competiciones deportivas y el éxito. ¿Crees que es imprescindible? ¿Podrías ponernos algún ejemplo o situación que hayas vivido?

Saber gestionar tus emociones cuando estás en alto nivel muchas veces es la diferencia entre ganar o perder. Hay muchos casos de deportistas que se han bloqueado en momentos clave. No por haber hecho una mala preparación o porque no fuesen lo suficientemente buenos, sino por no haberse preparado mentalmente. Por este motivo, desde hace cinco años, me inicié en la meditación. Al principio, lo hice por la curiosidad, pero posteriormente he visto que me ha ayudado mucho, no solo a nivel deportivo sino como una forma de vida.

¿Y cómo se afronta una derrota?

Lo bueno del deporte es que pierdes mucho. En entrenos, partidos, campeonatos. Y gracias a eso te hace mejorar y replantearte todo lo que habías hecho hasta ese momento. Como se dice “a veces ganas, a veces aprendes”. Aunque para mí los mejores aprenden en cualquier momento ya sea un entreno o en unos Juegos Olímpicos.

El hockey es un deporte que requiere conocer y entender a tus compañeros. Cuéntanos como lográis esa coordinación o compenetración.

A diferencia de los deportes individuales tener una buena cohesión de grupo es fundamental. Pasas muchas horas con ellos dentro y fuera del campo. Cuanto mayor sea la complicidad y confianza entre los jugadores más fácil se afrontarán y se solucionaran los problemas.

¿Crees que deportes como el hockey se fomentan lo suficiente en España?

Creo que España es una potencia mundial en muchos deportes pero desgraciadamente el fútbol ocupa el 80% de la atención. Esto deja a las otras modalidades con menos posibilidades de crecimiento. Los países que apuestan más por el hockey, generalmente, tienen ligas más competitivas.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para darle más visibilidad a estos deportes?

¡Es una buena pregunta! Para mí, hasta hace pocos años esto era un pez que se mordía la cola. Si no se daba más visibilidad en televisión, no se podía expandir. Pero si no se expandía, no salía por televisión. Hoy en día es más fácil llegar a cualquier espectador gracias a la gran cantidad de plataformas que ofrecen live stream. El problema actual reside en cómo puedes captar la atención de los espectadores con tanta información disponible.

Te hemos visto en varias ocasiones apoyando a las categorías femeninas. Bajo tu punto de vista, ¿cuál es el principal obstáculo para el reconocimiento del deporte femenino?

Creo que en el caso del reconocimiento del deporte femenino es necesario crear unas bases para fomentarlo y promoverlo. Me refiero a que deportistas, todos y todas, tengamos las mismas condiciones. Esta desigualdad de género en el deporte debe combatirse definitivamente y que solo se hable de deporte, sea femenino o masculino. Una vez tengamos esta igualdad, en el deporte al igual que cualquier negocio o institución, los partidos se valorarán en función de la cantidad de gente dispuesta a pagar o destinar su tiempo para verlo.

Sabemos que has conciliado tu carrera deportiva con tu espíritu emprendedor. Cuéntanos cómo es eso de compaginar tu vida deportiva con tu vida profesional.

Ser emprendedor es algo que he llevado siempre dentro. Aunque el hockey de alto nivel te exige una gran dedicación durante todo el año, desde el primer momento tuve claro que tenia que aprovechar el tiempo libre para estudiar y trabajar, si quería formarme para poder crear cualquier proyecto.

Actualmente, estás trabajando en la aplicación móvil Igotoo. Cuéntanos cómo surge esa idea y qué necesidades detectaste en el proceso de ideación de tu proyecto.

La idea nace o surge hace tres años. Mi socio Miquel, que ha trabajado varios años en el sector del transporte de personas, detectó una deficiencia en el mercado. Yo había estado trabajando durante dos años en una empresa de soluciones de software llamada Worldline del grupo Atos y en ese momento estaba estudiando un master de aplicaciones móviles. Tal fue el inicio que me costaba dormir pensando en las funcionalidades, diseño y experiencia de usuario que debía tener la app de Igotoo.

¿Algún otro proyecto que te gustaría compartir con nosotros?

Tengo varias cosas en mente, pero prefiero hablar de los proyectos que se pueden ver. Como mi colaboración con Nectina, una marca con la que me identifico personalmente como forma de vida o como decís vosotr@s de un vicio sano.

No queremos dejar nada en el tintero, así que ¿te gustaría añadir algo a esta entrevista?

Espero que proyectos como el vuestro empiecen a crecer y ser aceptados ampliamente por la población. Esto significaría que el mundo está cada vez más concienciado del maltrato que sufren los animales, lo insostenible que es para el medio ambiente y los beneficios que obtienes tanto mental como físicamente.

¡Muchísimas gracias Marc!

Publicado el

Coca de San Juan con leche de almendras

¡Llegó la noche más corta y mágica del año! Este año diferente a todas las anteriores, pero no por ello vamos a prescindir de la Coca de San Juan en nuestras mesas.  ¡No hay verbena sin su coca!

Esta vez, os traemos una versión sin huevo, ni gluten ni lactosa. ¡Apta para todos los públicos y estómagos! De este modo, todos y todas podréis disfrutar de esta tradición, a pesar de tener intolerancias o restricciones alimentarias. La receta que os proponemos es muy sencilla y fácil de preparar. ¡Todo un éxito!

Ingredientes:

  • 1 plátano
  • 80 g de margarina vegetal
  • 75 g de bebida de almendras
  • 50 g de zumo de naranja natural
  • 50 g de azúcar
  • 20 g de levadura fresca sin gluten
  • Fruta confitada y troceada
  • 1 c/p de canela y anís en polvo
  • 250 g de harina sin gluten

Elaboración:

  1. Disolver la levadura en el zumo de naranja.
  2. Pelar y triturar el plátano con el zumo y la bebida de almendras.
  3. Mezclar la harina sin gluten, el azúcar y las especias con el licuado anterior y amasar unos minutos.
  4. Cuando se haya creado una masa uniforme, agregar la margarina y volver a batir hasta que quede una masa uniforme.
  5. Poner en un recipiente alto y dejar fermentar en un lugar cálido y húmedodurante un mínimo de 45 minutos.
  6. Poner la masa encima de una bandeja de horno, con las manos mojadas para que no se nos pegue, dar forma de coca con las manos dejando un dedo de grosor.
  7. Poner la fruta confitada por encima y dejar fermentar durante 2 horas en un lugar húmedo y cálido.
  8. Poner en el horno a 180ºC durante 15 minutos aproximadamente.
  9. Espolvorear con anís dulce por encima 5 minutos antes de que se acabe de cocer.
  10. Dejar enfriar.

¡Y listo para servir! ¡Feliz verbena de San Juan a todos y todas!

Publicado el

Cocina Zero Waste

Cocina Zero Waste

Envases, bricks, bolsas de plástico, bandejas de porexpan… sin duda, la cocina es la zona de casa donde más plástico derrochamos. Están todas partes y las consecuencias de su producción son dramáticas. Es prácticamente imposible hacer la compra sin traer a casa un sinfín de envases. ¿Y dónde acaban estos envases? Millones de toneladas del plástico que no se reciclan  va a parar al mar. Al no ser un material biodegradable o fácil de descomponer, el plástico se acaba transformando en microplásticos que acaban en los alimentos ingerimos. Según los investigadores de Sociedad Estadounidense de Química, el ciudadano norteamericano medio consume más de 70.000 partículas de microplásticos al año.

Ante esto, el Zero Waste persigue desterrar a los plásticos para siempre, buscando el uso de productos reutilizables. Hay que dar un paso adelante y empezar a reducir residuos y basura. Sin embargo, la cocina Zero Waste no es solo preocuparnos por el envase en el que viene envuelto el alimento, sino también por las sobras que se tiran innecesariamente por tal de evitar el derroche o desperdicio alimentario. Reutilizar alimentos, guardar sobras o comprar de forma responsable son formas de ir integrando este tipo de cocina en tu hogar.

Tips para pasarte al Zero Waste en la cocina

¡Te dejamos unos consejos para reducir el uso de plástico en la cocina y evitar el desperdicio alimentario! Nada es imposible, ¡solo necesitas hacer un cambio de chip!

  • Compra alimentos que vengan en recipientes de vidrio. Son fáciles de llenar y limpiar y mantendrán tus alimentos más frescos que cualquier envase de plástico.
  • Usa bolsas de tela. Deshazte de las bolsas de plástico y cámbialas por bolsas reutilizables. Se pueden lavar y usar todas las veces que quieras.
  • Separa la basura en clásica los deshechos en aquellos que puedes reutilizar para otras cosas, productos orgánicos que puedes usar como compost o para hacer caldo de verduras y los deshechos inorgánicos.
  • Apuesta por las pajitas reutilizables. Las pajitas de plástico son los enemigos silenciosos del medio ambiente, ya que tardan 500 años en degradarse. Solo en España, se consumen 13 millones de unidades diariamente. ¡Apuesta por modelos de acero inoxidable, vidrio borosilicato y bambú!
  • Evita los utensilios de plástico. Mucha gente está acostumbrada a usar platos, vasos y cubiertos de plástico en fiestas, reuniones o cuando comes en un restaurante de comida rápida. Estos utensilios contaminan mucho y son de un solo uso.
  • Compra jabón a granel o limpia con jabones vegetales que venga en tarros de cristal.
  • Reutiliza los residuos de café. Son muy buenos para mantener a las hormigas lejos y funcionan muy bien como aromatizante y estimulante para las plantas.
  • Compra a granel. Huye de los envases comprando a granel alimentos como arroz, pasta, legumbres, harina, frutos secos, etc. Además, estos productos suelen ser más frescos y locales, por lo que a su vez estás apoyando a pequeños productores y a personas que viven en tu misma comunidad.
  • Despídete de los tuppers de plástico. Sabemos que es uno de los utensilios más usados en la cocina, pero puedes reemplazarlo tuppers de vidrio. Su limpieza resulta mucho más sencilla y, además, no absorben ni olores ni sabores y, por la dureza de este material, asimismo, son muy resistentes a los golpes y a los cambios bruscos de temperatura.
  • Sustituye las bolsas de congelado por bolsas de silicona. Normalmente, los congeladores están a rebosar de bolsas de plástico con restos de alimentos que no queremos que se echen a perder. Deberíamos sustituirlas por bolsas de silicona, con las que podemos congelar, cocinar, envasar y transportar alimentos. ¡Reutilizables, reciclables y aptas para horno y microondas!
  • Usa utensilios de limpieza naturales. Limpia con instrumentos 100% biodegradables como los fabricados con luffa,  estropajos de cobre o esponjas de coco.
  • Utiliza detergentes y limpiadores naturales. Para limpiar, puedes usar productos naturales como vinagre blanco y bicarbonato de sodio. Evita los productos químicos con componentes tóxicos para el medio ambiente.
  • Conserva los alimentos en wraps de abejas. Para tapar o envolver los alimentos, puedes usar wraps reutilizables confeccionados con cera de abejas y resina de pina. Es un producto antibacteriano y moldeable que facilita el almacenaje de alimentos en la nevera y su transporte.
  • Aprovecha las pieles de frutas y verduras. Es allí en donde generalmente están concentrados la mayor parte de sus micronutrientes. Por ejemplo, utiliza la piel del limón y la naranja para hacer galletas o bizcochos, el corazón de la piña para hacer batidos, las pieles de cebolla y zanahoria para hacer caldos o las hojas de la remolacha para hacer salteados.

Así que ya sabes, ¡compra bien, cuídalo mejor y aprovéchalo todo!

Mantequilla de almendras Zero Waste

Podéis encontrar una infinidad de recetas Zero Waste para poner en práctica la cocina sostenible. Aquí os dejamos la nuestra. Hoy os explicamos cómo hacer tu propia mantequilla de almendras baja en grasa, sin sal, sin aceite y vegana. ¡Una receta muy sencilla, saludable y sostenible!

Para prepararla necesitarás:

  • 4 vasos de almendras crudas sin sal compradas a granel
  • 8 cucharaditas de soja en grano no transgénica comprada a granel
  • Medio limón ecológico
  • Medio vaso de vinagre de manzana
  • 2 cucharaditas de azúcar de sirope de arce 
  • Bebida de almendras 0% azúcares

Los pasos que debes seguir para prepararla son los siguientes:

  • Poner en una batidora un cuarto de litro de bebida de almendras y 4 vasos de almendras crudas. 
  • Colar el batido en un colador, presionando para exprimir la mayor cantidad posible.
  • Colocar de nuevo la bebida en la batidora y agregar el resto de ingredientes. 
  • Batir hasta que se cree una composición uniforme. 
  • Enfriar la mezcla en la nevera durante al menos tres horas.
  • Consumir dentro de los siguientes siete días.

¡Y ya lo tendríamos! 

¡Esperemos que os haya gustado este artículo de cocina Zero Waste y llevéis a la práctica nuestros consejos!

Publicado el

Combate los problemas gastrointestinales

Combate los problemas gastrointestinales con bebida de almendras

La leche de vaca puede resultar deliciosa para muchas personas. De hecho, muchos y muchas la consumen diariamente. Sin embargo, puede tener efectos devastadores para la digestión de aquell@s que son intolerantes a la lactosa. Por ello, es mejor buscar alternativas que les ayuden a realizar el proceso digestivo de la forma más ligera posible como las bebidas vegetales. La bebida de almendras no es solo una buena opción para intolerantes a la lactosa, sino también para veganos, ya que no contiene ningún ingrediente de origen animal, y para celiacos, porque en su composición no encontraremos gluten

Aun así, no es necesario que sigas el veganismo, seas celiaco o intolerante a la lactosa para consumirla. La bebida de almendras puede ser una buena opción para ti, ya que aporta un gran número de beneficios a tu digestión. ¡Y te los contamos todos!

La bebida de almendras es muy nutritiva y ligera. Por ello, el estómago la digiere con más facilidad que la leche de vaca u otras bebidas vegetales como la de soja, que contiene más azúcares. Su ligereza hace que se utilice en muchos hospitales para los pacientes en periodo de postoperatorio. 

La fibra presente en la bebida de almendras ayuda a combatir problemas como el estreñimiento y a regular el tránsito intestinal. Esta fibra, soluble e insoluble, protege las paredes intestinales, particularmente el colon. De este modo, ayuda al sistema gastrointestinal a regular la  velocidad de absorción de azúcares y el colesterol.

También puede ayudar a aquellas personas que padecen problemas gastrointestinales o gastritis. Esta enfermedad se caracteriza por la inflación del estómago y síntomas muy incómodos y desagradables como la acidez, el dolor, el reflujo, las náuseas, la falta de apetito o la diarrea. Si la gastritis no es tratada a tiempo puede convertirse en una úlcera, que no se curará nunca y requerirá una dieta determinada. La bebida de almendras regula mejor las funciones intestinales, al no poseer prácticamente contenido graso y una alta cantidad de fibra, sin necesidad de que el estómago produzca grandes cantidades de jugos gástricos.

Además, tiene un alto contenido en potasio lo que ayuda a eliminar diarreas o vómitos, que se ocasionan cuando se reducen los niveles de este mineral.

Por último, tomar un vaso de bebida de almendras todos los días es una forma de apoyar los procesos digestivos e intestinales y previene problemas como la inflamación y gases.

Publicado el

Snacks saludables para los más peques

Snacks saludables para los más peques

Os proponemos una lista de alimentos para los tentempiés de vuestros hijos. Todos ellos son nutritivos, aportan vitaminas y las calorías necesarias para que rindan bien durante el día. ¡Y además están riquísimos!

Aguacate

El aguacate es un súper alimento para los más pequeños. Es rico en grasas monoinsaturadas, fibra y vitamina E y D. Así que ayudará a que los niños crezcan con dientes y huesos fuertes. 

Este alimento presenta una gran ventaja y es que es muy fácil y rápido de preparar. ¡No necesita ningún tipo de cocción! Se puede comer crudo con tostadas, pan, en ensalada o en una macedonia de frutas. 

Arándanos

Los arándanos son una gran fuente de energía, así que es un gran recurso como snack de media mañana para los pequeños más movidos. Además, son ricos en fibra y potasio, antioxidantes y contienen flavonoides, que potencian la memoria y la capacidad de aprendizaje. 

Avena

La avena es un cereal muy rico en fibra e hidratos de carbono de absorción lenta. Su aporte también es muy completo en cuanto a proteínas, vitaminas y minerales. 

Se suele comer como postre, desayuno o merienda. Normalmente, se combina con otros alimentos como leche, bebida vegetal, yogur y fruta, aunque también se pueden preparar bizcochos, pasteles y galletas con este cereal.

Bebidas vegetales con cacao

Las bebidas vegetales son beneficiosas para todo el mundo, pero son todavía más recomendables para niños y jóvenes en etapa de crecimiento porque son una gran fuente de calcio. ¡Y si además llevan cacao las tomarán encantados! Llevan un gran contenido en calcio, fibra y vitamina E, además de tener funciones antioxidantes. 

Chocolate

El chocolate es delicioso, pero además tiene un alto contenido en antioxidantes y aporta mucha energía. Así que es una gran opción para afrontar la intensidad de las actividades físicas que los niños realizan en el colegio o en excursiones. Además, tiene propiedades antidepresivas, ya que favorece la producción de serotonina y puede contribuir a que los niños estén más atentos y centrados en sus tareas. 

Fresas

La fresa es una de las frutas más saludables para los más pequeños. Además, su color y apariencia les resulta muy atractivos. A algunos les puede costar tomarla por su acidez, pero no es nada que no pueda arreglarse con un poco de miel. Las fresas son muy nutritivas y una fuente de vitamina C, minerales y carbohidratos; son bajas en azúcares y grasas y se puede añadir a muchos platos. 

Frutos secos

Los frutos secos son un gran aliado para los desayunos, recreos y meriendas de los niños. Contienen selenio, vitamina E, cobre, zinc y fibra. Además, su perfil lipídico contiene ácidos grasos mono y poliinsaturados, los mejores para la salud, ya que aportan ácidos grasos esenciales a la vez que ayudan a regular los niveles de colesterol y de triglicéridos.

Kiwi

¡Es una fruta con múltiples beneficios! Los kiwis son muy ricos en vitamina C. Así que es un gran alimento para fortalecer el sistema inmunológico de nuestros hijos. Aporta una gran cantidad de energía, potasio, fósforo, calcio y vitaminas E y B y su contenido en fibra es muy alto. 

Plátano

El plátano es una fruta que podemos encontrar todo el año y es ideal para que los niños la coman en el desayuno, en el break de la escuela, postre o merienda. Contiene magnesio y potasio, vitamina A e importantes niveles de fósforo, hierro, hidratos y fibras. Es idóneo para el buen funcionamiento del cerebro y un complemento perfecto para aquellos con gran actividad física, como los niños más activos. 

Queso

El queso contiene componentes imprescindible para el desarrollo de los más pequeños. Sin calcio, fósforo, proteínas y vitaminas A, D y B, el crecimiento no sería correcto. Debemos pensar que es en estas edades cuando el calcio y fósforo se fijan más a los huesos. También es muy importante para desarrollar una buena dentadura y en la prevención de la caries dental y del esmalte, gracias a su aporte de calcio. Además, ¡a los niños les encanta!

Yogur

Los yogures son muy nutritivos y muy fáciles de tomar. Ayudan a que el cuerpo de los niños esté sano. Además, se pueden comer con fruta o cereales para que sea más sabroso. 

Este alimento aporta calcio para que los huesos crezcan fuertes y sanos y no contiene libre de grasas masas. Son un alimento imprescindible para aquellos que aun no han dado lo que llamamos el “estirón”.

Y, para acabar, ¡predica con el ejemplo! Los padres sois las grandes influencias de vuestros hijos. Cuidad vuestra alimentación y ellos os imitarán.