Publicado el

Tarta de calabaza y chocolate

Tarta de calabaza y chocolate

Para los amantes del día más terrorífico del año, y para los que no lo son también, os hemos preparado una receta que no podrá faltar en vuestra fiesta de Halloween. ¡Tarta de chocolate y calabaza para veganos e intolerantes a la lactosa! Un postre sin azúcares añadidos apto para todos los públicos, paladares y estómagos que no dejará a nadie indiferente.

Ingredientes:

  • 200 gramos de harina de espelta
  • 20 gramos de harina de almendras
  • 2 cucharadas de cacao puro
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 75 ml de agua
  • 50 ml de bebida de almendras
  • 2 cucharadas de harina fina de maíz
  • 350 gramos de calabaza
  • 100 gramos de pepitas de chocolate sin azúcar
  • 20 gramos de cacao puro
  • 3 dátiles 
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Harina de arroz para dibujar la cara de la calabaza (decoración)

Elaboración:

  1. Mezclar la harina integral con la de almendras y el cacao.
  2. Añadir el cacao y seguir mezclando.
  3. Añadir agua a la mezcla y amasar hasta conseguir una masa.
  4. Estirar la masa con un rodillo hasta que alcance un grosor de 3 a 4 mm.
  5. Forrar un molde para pasteles con la masa y hornearla durante 30 minutos a 180ºC, hasta conseguir una apariencia crujiente.
  6. Trocear la calabaza y colocarla en una bandeja para horno. 
  7. Asar la calabaza durante 20 minutos a 180ºC y sacar del horno y dejar enfriar.
  8. Poner la calabaza fría, el cacao y los dátiles en un recipiente y triturar con la batidora, hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados.
  9. Poner en una olla a fuego medio con la harina de maíz y la bebida de almendras y remover hasta que quede una mezcla espesa. 
  10. Añadir a la olla el puré de calabaza, dátiles y cacao y mezclar bien.
  11. Añadir las pepitas de chocolate y la canela en la olla y remover.
  12. Verter la mezcla de chocolate sobre la base del pastel ya horneada y extender bien.
  13. Dejar enfriar y guardar en la nevera.
  14. Llevar a cabo la decoración sobre la base del pastel, usando plantillas de la típica cara de las calabazas de Halloween.

¡Y a disfrutar!