Publicado el

Astenia primaveral

¿Alguna vez has oído hablar de la astenia primaveral? Si no sabes lo que es, pero te gustaría aprenderlo estás en el sitio correcto, con este artículo aprenderás sobre ellos, así que quédate y atiende.

¿Qué es la astenia primaveral?

La astenia primaveral es considerada un trastorno adaptativo a las nuevas condiciones ambientales características de la primavera. Factores como la inestabilidad y los cambios bruscos de tiempo son algunos de sus causantes. Como también lo son el mayor número de horas de luz. Es una sensación de debilidad y falta de vitalidad generalizada, tanto física como intelectual, que reduce la capacidad para trabajar e incluso realizar las tareas más sencillas.

La astenia primaveral es más común entre mujeres y personas alérgicas, por lo tanto, todas aquellas personas que la sufren presentan síntomas más agudos durante la primavera, ya que es la estación del año donde más se acentúa la alergia.

Es una sensación de debilidad y falta de vitalidad generalizada, tanto física como intelectual, que reduce la capacidad para trabajar e incluso realizar las tareas más sencillas.

¿Cuáles son los síntomas ?

 

Los síntomas de la astenia primaveral más comunes son:

  • Sensación de fatiga, cansancio, falta de energía y somnolencia durante el día.
  • Alteraciones del sueño, sobre todo dificultad para conciliarlo.
  • Ansiedad y tristeza sin motivos aparentes.
  • Mayor grado de irritabilidad o grandes cambios de humor.
  • Pérdida del apetito y como consecuencia, pérdida de peso.
  • Dolores musculares y de cabeza, especialmente cefaleas.
  • Disminución de la libido. 
  • Problemas para concentrarse y falta de motivación.

La astenia primaveral se debe fundamentalmente a la coincidencia de una serie de factores ambientales:

  • El cambio de tiempo.
  • Subida de las temperaturas y de la presión atmosférica.
  • Aumento de las horas de luz diurna.
  • El cambio horario (adelantar los relojes una hora).
  • La modificación de la rutina diaria (horarios de sueño y de comidas, aumento del tiempo de ocio, etc.) como consecuencia de las anteriores.

Todas estas circunstancias inducen en el organismo humano una serie de mecanismos que alteran el organismo mediante un cambio en la secreción de determinadas hormonas: endorfinas, cortisol, melatonina, entre otras. Esta falta de secreción de hormonas es la que provoca el cansancio, fatiga, falta de energía, etc.

Los frutos secos son unos alimentos de suma eficacia para superar la astenia primaveral. Todos ellos suponen un abundante chute de vitaminas, aminoácidos y grasas saludables que aportan energía a nuestro organismo. Asimismo, proporcionan minerales y ayudan a reducir el colesterol.

¡Así que ya sabes para combatir estos síntomas no hay nada mejor que un puñado de frutos secos al día, para tener más energía y vitalidad!

Publicado el

Yoga para la salud

¿Estás buscando una técnica que mejore tanto tu estado físico como mental y emocional para afrontar tu día a día? Pues has dado en el clavo, en este post te contamos todos los beneficios que el yoga puede aportar a tu vida.

¿Qué es el Yoga?

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Es una técnica espiritual que se lleva desarrollando hace miles de años en la India. Actualmente son muchas las personas en occidente que lo practican de forma habitual con la finalidad de hacer ejercicio y reducir el estrés.

«Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida«

Tipos de yoga

 

Existen muchos tipos de yoga y para determinar cuál es el que mejor encaja con nosotros debemos tener en cuenta: 

  • Qué objetivo tenemos al practicar yoga
  • Si buscamos espiritualidad, dinamismo o relajación.

En el caso del “yoga espiritual”, este se basa en la lectura de textos sagrados, meditación y cantos de mantras.

El “yoga dinámico” se centra más en el cuerpo y en los músculos a través de diferentes posturas. También puede incluir meditación y respiración.

Y, en cuanto al “yoga de relajación o pasivo”, este nos enseña técnicas de relajación corporal para lograr la paz interior y encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente.

El yoga, sea como sea que lo practiques, generará un gran beneficio en todos los aspectos de tu vida.

Beneficios del Yoga

  1. Reduce la ansiedad y el estrés.
  2. Nos ayuda a dormir mejor y a tener mayor calidad de sueño.
  3. Fortalece nuestros huesos y músculos.
  4. Ayuda a aliviar dolores crónicos y posturales.
  5. Nos ayuda a perder peso.
  6. Mejora nuestras relaciones con los demás.
  7. Disminuye los niveles de cortisol y colesterol en sangre.
  8. Mejora nuestra capacidad de concentración.
  9. Fomenta el control emocional.

Son muchos los beneficios que nos aporta el Yoga, así que ya sabes, ¡no dudes en introducir esta práctica en tu día a día y lograrás sentirte mucho mejor!

Publicado el

Alimentación para reducir el colesterol

Llevar una dieta poco saludable o adquirir malos hábitos alimenticios puede favorecer la aparición  del colesterol. Aunque esto es necesario, si su presencia en sangre está por encima de los niveles  normales, llegaría a producir una hipercolesterolemia que podría derivar en enfermedades cardiacas y otros problemas graves de salud.  

Esto puede evitarse con una alimentación sana y equilibrada, además de  un estilo de vida saludable. Por eso,  para poder reducirlo, se debe empezar por hacer cambios importantes en la dieta .

¿Qué alimentos suben el colesterol?

• Mantequilla 

• Carnes grasas 

• Embutidos 

• Yemas de huevo 

• Fritos 

• Bollería industrial

Es recomendable evitar comer estos alimentos o sustituirlos por otros menos perjudiciales para la  salud como las carnes magras, conejo o pollo sin piel, suplir los lácteos enteros por desnatados y la mantequilla por el aceite de oliva.  

Pero además de eludir ciertas grasas animales hay que intentar no caer en las malas prácticas como  el sedentarismo, el sobrepeso, el tabaco y la falta de ejercicio físico. 

Podemos encontrar una amplia variedad de alimentos en el mercado que reúnen características y  propiedades que pueden ayudar a disminuirlo.

Alimentos que pueden ayudar a controlarlo

1. Alimentos ricos en fibra 

Los cereales integrales, especialmente la avena, es el alimento estrella de este grupo. Es el  más eficaz y contiene una mayor cantidad de proteínas que el resto de cereales. El consumo  de una taza y media diaria contribuye al tránsito intestinal y reduce significativamente los  niveles de colesterol. Pero además de la avena deben incluirse en nuestra dieta otros igual  de importantes como el pan, la pasta o el arroz.  

Las legumbres también reflejan un alto contenido en fibra. De entre todas ellas, la soja es la  que demuestra una mayor disminución. También son beneficiosas algunas otras como las  judías, los garbanzos, los guisantes o las habas. Las lentejas, además de reducir el LDL, aumentan el HDL, lo cual, puede aportar muchos beneficios para el corazón. Por eso, los  expertos recomiendan consumir legumbres de forma regular, unas 3 veces por semana, ya  que es la dosis adecuada para percibir una disminución de la colesterolemia de manera  significativa. 

2. Ácidos grasos ricos en omega 3 

Otros alimentos esenciales para bajar el colesterol son aquellos ricos en ácidos grasos  poliinsaturados, también denominados omega-3 y buenos para el corazón como las  semillas de lino, o de chía, espinaca, rábano, alfalfa germinada y por supuesto los aceites  de semillas.  

El pescado azul también es rico en esta sustancia. Los expertos recomiendan comer pescado 2  veces por semana, especialmente sardinas, atún blanco, salmón, caballa, etc. 

El aceite de oliva es otro de los productos de esta lista con alto contenido en ácidos  saturados y poliinsaturados. Es uno de los alimentos con mayor cantidad de Omega 3, lo cual  hace que sea un alimento muy saludable y un gran aliado contra las enfermedades  cardiovasculares.  

3. Esteroles o estanoles 

Las verduras, además de contener fibra, también son ricas en esteroles o estanoles, una  sustancia que absorbe el colesterol y que también se encuentra en frutas y hortalizas. Las de  hoja verde, como las espinacas, favorecen una mayor eliminación, aunque otras como el  brócoli también son muy beneficiosas. 

Las frutas, además de aportar nutrientes, vitaminas y minerales esenciales, también ayudan  a bajar el LDL. Uno de estos alimentos clave es el aguacate. La ingesta de un aguacate y  medio diario, así como incluir la piel de la manzana en tu dieta diaria o la sandía y el limón,  pueden llegar a reducir considerablemente los niveles de colesterol. Hasta un 20% en el caso  de las 2 últimas. 

Los frutos secos, a pesar de tener un alto porcentaje en grasa, pueden ser grandes aliado en  la lucha contra el LDL. Pueden llegar a reducir en un 4% el colesterol malo, y elevar a un 7% el colesterol bueno. De entre todos ellos, está comprobado que el más eficaz es la nuez de macadamia. Es recomendable comer unos 40 gramos al día de cualquiera de ellos,  especialmente en el desayuno.  

4. Antocianinas 

Las antocianinas son una sustancia que favorece una menor producción de colesterol en el  cuerpo. Se incluyen en esta categoría los llamados frutos rojos o fruta del bosque como  frambuesas, moras, arándanos, cerezas o la piel de la berenjena. 

Otros productos beneficiosos

Las bebidas vegetales, además de tener muchas propiedades nutritivas, pueden actuar como regulador de las grasas responsables del aumento del colesterol en la sangre, especialmente la leche  de avellanas. Gracias a las vitaminas B6 y B9 y los ácidos grasos monoinsaturados que contiene esta  bebida vegetal, puede ayudar a bajar el colesterol malo y a prevenir enfermedades del corazón. 

Estos consejos y recomendaciones te ayudarán a combatir el colesterol y a llevar unos hábitos de  vida saludables.

¡Ya sabes cómo reducir el colesterol! ¿Cuándo empezarás a actuar?

Publicado el

¿Por qué el estrés engorda?

estrés

¿Qué es el estrés?

Cuando nos encontramos ante una situación de emergencia, nuestro organismo da la alarma de peligro y la respuesta automática es el estrés. Durante esta reacción, liberamos hidrocortisona para que nuestro cuerpo haga un gran esfuerzo físico para superar esta situación.

Pero… ¿Qué papel juega en el aumento de peso?

¡Uno más importante de lo que pensamos! La relación entre la comida y el estrés es muy estrecha. Si comemos rápidamente, con nervios, sin tranquilidad, incluso de pie o en la mesa de la oficina mientras trabajamos, nuestro cuerpo identifica esta situación de la misma manera que si estuviéramos ante un peligro y, en consecuencia, activa una respuesta de estrés. 

Esta descarga de adrenalina aumenta nuestra tensión muscular y nuestro ritmo cardíaco, cosa que supone un gran gasto de energía. Después es cuando empezamos a segregar cortisol, cuya función es encontrar energía en situaciones de estrés y, por esta razón, esta hormona acaba aumentando nuestro apetito.

Todo sería coherente, sano y lógico si comer fuera una situación de peligro real. ¡Pero no es así! Si nuestro cuerpo confunde “el no tener tiempo para comer” en una emergencia, además de aumentar nuestro apetito, ralentiza otros procesos del organismo, como es el caso de la digestión porque prioriza nuestra respuesta de defensa y el mecanismo de estrés. 

Así pues, el estrés engorda porque convierte las digestiones en procesos mucho más lentos. Esto se traduce en que los movimientos del estómago se hacen más lentos y la secreción de jugos gástricos se frena.

¿Cómo evitar engordar por estrés?

Para gestionar el estrés, los malos hábitos con las comidas y las situaciones agobiantes en el trabajo te damos los siguientes consejos:

  • Consume alimentos antiestrés: las frutas y verduras poseen vitaminas y minerales necesarios y saludables para el organismo. Por otro lado, consumir proteína ayuda a saciar el apetito y a controlar la glucosa y la insulina en la sangre.
  • Aumenta la ingesta de alimentos con Omega-3: Estos incrementan los niveles de triptófano, el precursor de la serotonina que es la hormona de la felicidad, por lo que ayudará a combatir el estrés.
  • Planifícate las comidas: Realiza un horario y menú de las comidas. Come cuando debas para que no suponga un esfuerzo.
  • No abuses de sustancias excitantes: El alcohol, las bebidas energéticas, la cafeína y la nicotina aumentan la presión arterial e incrementan los niveles de ansiedad y de estrés, lo que, a su vez, sube los niveles de apetito.
  • Tómate el sueño en serio: duerme un número de horas suficientes, sin interrupciones y en horarios regulares.
  • Introduce ejercicio físico en tu rutina: Es el mejor y más rápido método, ya que, por un lado, conduce a la liberación de endorfinas, que tienen propiedades naturales para combatir el estrés y pueden reducir los niveles de cortisol. Por otro, consumimos esa energía rápida que el cuerpo ha obtenido por el aumento de cortisol. Además, el deporte también te ayuda a sentirte mejor y aumenta la confianza en ti, cosa que proporciona una mayor sensación de control. ¡La actividad física es una manera excelente de desconectar la mente y olvidarte de los problemas!
  • Aprende a respirar: ¿Has probado alguna vez el prana yoga? Resulta muy útil para reducir el estrés. Si no tienes tiempo de realizar esta práctica, puedes, una vez al día, inhalar profundamente por la nariz durante cinco segundos, aguantar el aire dentro durante dos segundos y, luego, exhalar suavemente por la boca. ¡Repítelo 10 veces!
  • Entrena tu mente: Es una herramienta utilísima en la lucha contra el estrés. Con técnicas de atención consciente, aprendemos a estar en el presente, a olvidarnos del futuro y de sus complicaciones, a aceptar las situaciones y no dejarnos llevar por el pánico. Focalizamos nuestra atención en una sola cosa cada vez, por lo que dejamos de sentirnos sobrecargados y saturados, y de uno en un uno, los problemas parecen menos graves. Nuestra mente se tranquiliza y dejan de asaltarnos continuamente esos pensamientos que nos provocan tanto estrés. La jardinería, el ikebana, el ganchillo o la lectura son actividades que también nos ayudan a alejarnos del estrés y relajarnos mentalmente.
  • Realiza actividades gratificantes: planifica actividades que te resulten agradables, ya que de esta manera no recurrirás tanto a la satisfacción a través de la alimentación y mejorarás tu estado de ánimo.

¡Tómate la vida con filosofía y con calma!

Publicado el

El trampantojo

trampantojo

¡El trampantojo ha invadido los restaurantes de todo el mundo y no tiene ningún tipo de límites! Hace unos años parecía una moda, pero, sin duda alguna, este juego ha llegado con el firme propósito de quedarse para siempre. Se ha convertido en una tendencia que va más allá de la normalidad, en el que la creatividad lo es absolutamente todo.

¿Qué es un trampantojo?

El trampantojo es un juego gastronómico de lo más divertido que nos demuestra, una vez más, que la cocina es un arte y que simplemente con unos ingredientes básicos podemos hacer algo realmente fascinante si, como chefs, conseguimos ponernos en un buen creative mood.

Se trata de una elaboración culinaria que parece una cosa, pero en realidad es otra. De aquí su nombre trampantojo: trampa ante el ojo.  Y el objetivo principal es jugar con los sentidos y la percepción de los comensales para que al final se sorprendan con sabores y texturas diferentes a las esperadas.

¿De dónde procede?

¡De la pintura! El trampantojo es una técnica pictórica que tiene constancia desde tiempos de la Antigua Roma, que intenta engañar a la vista jugando con el entorno arquitectónico, la perspectiva, el sombreado y otros efectos ópticos de fingimiento, con el objetivo de dar al espectador una falsa realidad.

Suelen ser pinturas murales, naturalezas muertas o bodegones y, a pesar de ser propio de los lienzos, se ha trasladado en el mundo culinario, el cual a día de hoy, también se considera una de las grandes bellas artes.

¿Pero qué ven mis ojos?

Para que te hagas más a la idea de que es, ¡te dejamos aquí cuatro ejemplos de los mejores trampantojos con los que poner a prueba tu sentido de la vista! Recuerda, nada es lo que parecer ser… ¿Te dejarás engañar por los grandes chefs?

Para empezar, te presentamos el trampantojo de Beatriz Sotelo del restaurante A Estación con una estrella Michelín: una aparente menestra de verduras que en realidad es una ensalada de fruta.Javier Olleros, del restaurante Culler de Pau, también con una estrella Michelín, juega con nuestros sentidos, memoria y percepción con un maravilloso arroz con bogavante cuyos granos, en realidad, ¡Son de maíz!
Vuela al Reino Unido y aterriza en Dinner, el restaurante londinense del tri-estrellado Heston Blumenthal, dónde está sencilla y bonita mandarina, se convierte en una explosión de sabor de hígado de pollo y foie gras. ¿Cómo te quedas?
¡También puedes viajar hacia la Habana desde el Celler de Can Roca y disfrutar de un buen puro para terminar la comida! El Partagás Nº4 es, en verdad, chocolate relleno de nata ahumada, y el chupito de mojito es un bizcocho al ron con sopa de lima y granizado de menta.
Top Chef, David García. El fuet está hecho a base de chocolate y almendras, con un bizcocho simula el pan y para el tomate, utiliza queso cremoso y avellanas. 

Con la comida…¡Se juega!

Por muchas veces que de pequeño te dijeran que con la comida no se juega, si los grandes chefs lo hacen… ¿Por qué no lo intentas tú? Hay trampantojos muy complejos y que exigen de herramientas y técnicas que no están a nuestro alcance, pero este juego no es exclusivo de la alta cocina, ya que no es una técnica de cocina en sí. 

Así que te animamos a trabajar tu ingenio y creatividad. ¿Serás el próximo rey del simulacro?

Publicado el

Hipertiroidismo y los alimentos básicos que ayudan a tratarlo

hipertiroidismo

Hipertiroidismo y los alimentos básicos que ayudan a tratarlo

Muchos no conocen qué es el hipertiroidismo y lo confunden con el hipotiroidismo. Aquí os dejamos una sencilla explicación sobre qué es esta enfermedad y algunos tips de alimentación.

Primero… ¿Qué es el hipertiroidismo?

Esta enfermedad es muy frecuente en mujeres entre los 20 y 40 años , aunque también puede darse en otras edades, y en hombres. Esta enfermedad se produce cuando la glándula tiroides produce en exceso la hormona tiroidea. Afectando al metabolismo.

¿Cuáles son los síntomas?

El hipertiroidismo puede imitar otros problemas de salud que pueden dificultar su diagnóstico, y, además, puede causar una gran variedad de síntomas. Aquí te dejamos una serie de indicios de esta enfermedad, que pueden variar de persona a persona: 

  • Nerviosismo o irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Problemas para tolerar el calor.
  • Problemas para dormir.
  • Temblor, generalmente en las manos.
  • Latidos cardíacos irregulares o rápidos.
  • Deposiciones frecuentes o diarrea .
  • Pérdida de peso.
  • Cambios de humor.

Las causas 

La causa más frecuente de sufrir hipertiroidismo se da por aquellos que sufre la enfermedad de Graves (enfermedad autoinmune), inflamación de la tiroides debido a infecciones virales y por ciertos tipos de medicamentos, que alteran el metabolismo del yodo.

Otros motivos de padecer hipertiroidismo podrían ser tomar demasiada hormona tiroidea o tener tumores no cancerosos de la glándula tiroidea ( es poco frecuente).

Pronóstico

El hipertiroidismo es tratable y en general a día de hoy no se considera una enfermedad mortal. Pero se recomienda tener un control y adquirir una actitud vigilante, porque cualquier tipo de hipertiroidismo que no se trate, puede originar una crisis tirotóxica (agravamiento de los síntomas del hipertiroidismo).

La crisis tirotóxica genera: deshidratación, arritmia cardíaca grave, insuficiencia cardíaca y alteración del estado de conciencia.

Alimentos básicos que ayudan en el tratamiento del hipertiroidismo

En primer lugar, el tratamiento del hipertiroidismo debe ser dirigido por un médico, quién, indicará el tratamiento farmacológico o quirúrgico según corresponda.

También se recomienda una alimentación correcta ¡Por eso debemos saber qué comemos y cómo afecta a nuestra salud! Es muy importante tener una dieta con alimentos que disminuyan la adquisición de yodo, entre los alimentos recomendados se encuentran los siguientes:

  • Coliflor, brócoli y coles de Bruselas.
  • Carnes de ternera y pescado.
  • Huevos.
  • Frutas frescas: naranja, melón, ciruela y limón.
  • Semillas de lino (reducen la producción de tiroxina).
  • Frutos secos.
  • Garbanzos.

Por otro lado, los alimentos que debemos evitar consumir serían:

  • Tomates, espinacas y ajo.
  • Habas, soja, maíz, guisantes y lentejas.
  • Cereales como la avena.
  • Productos precocinados y la bollería.
  • Mariscos
  • Frutas: manzana, piña ,mango, dátiles, coco y fresas.

Ahora ya sabes de qué se trata el hipertiroidismo y cuáles son los alimentos recomendados para tratarlo. ¡Esperamos que los incorpores en tu dieta para disfrutar de una vida sana y llena de energía!

Publicado el

Diferencias entre alimentación y nutrición

nutrición alimentación

Muchas veces solemos confundir los términos “alimentación” y “nutrición”. En ocasiones, incluso, los empleamos como sinónimos, sin distinguir entre ambos. El buen funcionamiento de nuestro cuerpo depende totalmente de nuestra nutrición y de nuestra alimentación. Pero, pese a que sean dos conceptos muy relacionados entre sí, su significado es totalmente distinto y conocer las diferencias es imprescindible para aquellas personas que quieran llevar un estilo de vida saludable.

Ambas tienen funciones distintas y no siempre están presentes en nuestro día a día porque se llevan a cabo de una forma automática y rutinaria. Debemos tener claro que una persona bien alimentada no tiene porque ser una persona bien nutrida y viceversa. Hoy te contamos cuáles son las diferencias entre alimentación y nutrición y los motivos por los cuales están tan vinculadas al ejercicio y a la salud.

¿Qué es la alimentación?

Vegana, vegetariana, mediterránea, macrobiótica… existen muchos tipos. La alimentación no es solo el hecho de introducir los alimentos en el sistema digestivo a través de la boca, sino también el elegirlos y prepararlos. Todo ello para satisfacer una necesidad biológica, el hambre.

Alimentarse es consumir alimentos sea cual sea su origen o forma, podemos estar bien alimentados en cantidad pero no necesariamente en calidad.

Existen tantas variantes como medios socio-culturales y económicos en el mundo, que determinan en parte los hábitos alimentarios y el estilo de vida de cada individuo. Algunos de estos factores son los siguientes:

  • El aprendizaje
  • El entorno geográfico
  • El grupo social
  • Las costumbres
  • El poder adquisitivo 
  • Las preferencias personales
  • Las condiciones de salud

Por lo tanto, es todo lo relacionado con la ingesta de alimentos, que pueden ser sanos para nuestro organismo como los frutos secos, el pescado o la verdura, o no ser sanos como la bollería industrial.

¿Cuál es la alimentación correcta? ¡La pregunta del millón! Es aquella que se lleva a cabo de manera equilibrado. Los nutrientes deben estar dispuestos de manera razonable: entre un 55% y un 60% de hidratos de carbono; entre un 25% y un 30% de grasas y entre un 12% y un 15% de proteínas. 

¿Qué tipos de alimentación existen?

La alimentación puede clasificarse de muchas formas. Aunque, es muy típico escuchar eso de “saludable” y “no saludable”. Así que hemos preparado una tabla que concentra la esencia de ambas para que conozcas las diferencias principales.

También la podemos clasificar en función de los alimentos que tomamos o la forma de procesarlos. Algunos de los tipos más sonadas son:

  • Vegetariana:  los vegetarianos no consumen ni carne ni pescado. Principalmente, se alimentan de verduras, legumbres, frutas, cereales, semillas y frutos secos. Aunque, además también pueden consumir derivados lácteos (yogur, leche, quesos…) y huevos.
  • Vegana: no es solo una forma de alimentarse, sino un estilo y una filosofía de vida. Los veganos rechazan cualquier producto de origen animal en su alimentación, pero también en ropa y calzado o cualquier forma de explotación animal. A diferencia de los vegetarianos, no comen derivados lácteos ni huevos. 
  • Omnívora: los omnívoros comen todo tipo de alimentos, tanto vegetales como animales. Es la alimentación más común hoy en día.
  • Macrobiótica: alimentación basada en el equilibrio y la dualidad del Ying-Yang. El consumo de nutrientes se combina para conseguir un determinado fin. Se trata de una dieta simple, natural y que respeta la naturaleza.  Destacan los alimentos de temporada y no manipulados o modificados. No son aptos en esta dieta los lácteos, las carnes rojas, azúcares, berenjenas, tomates, frutas tropicales, especias o alimentos refinados.

Si te interesa conocer más tipos de dietas, debes saber que existen otros muchos tipos como la ovolactovegetariana, la crudista, la flexitariana, la frugivorista, la palea, la dieta sátvica… ¡imposible concentrarlas todas en un post de blog!

alimentación y nutrición

¿Qué es la nutrición?

La nutrición es el proceso orgánico interno en el que los alimentos son procesados por nuestro organismo para obtener los nutrientes que lo mantienen bien regulado. Se trata de una fase totalmente involuntaria e inconsciente, a través de la cual el cuerpo transforma los alimentos en energía y materia.  En la nutrición, entran en juego distintos procesos: digestión, respiración, circulación y excreción, para que los nutrientes puedan llegar a las células.

¿Cuál es la diferencia principal entre alimentarse y nutrirse? Alimentarse genera un proceso de nutrición y la nutrición depende de la alimentación para llevarse a cabo.

Alimentarse es la acción de elegir, preparar los alimentos y comer cuando tenemos hambre. En cambio, la nutrición es un proceso biológico que tiene lugar dentro del organismo que, para llevarse a cabo, es necesario haberse alimentado.

alimentación y nutrición

Además, los nutrientes se clasifican en función de la cantidad que necesitamos. Es decir, por un lado tenemos los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas), los necesitamos en grandes cantidades y nos aportan energía; y los micronutrientes (vitaminas y minerales como el magnesio, el calcio, el fósforo, el hierro, y elementos como el sodio y el potasio), los necesitamos en pequeñas cantidades y no nos aportan energía.

Hablando de nutrientes, ¿habéis probado ya nuestra bebida de almendras 0% azúcares?  Ideal para personas diabéticas, celiacas e intolerantes a la lactosa y recomendada para dietas diseñadas para perder peso, veganas y vegetarianas. 

👉 41 kcal por 100ml.
👉 Fuente de fibra y proteínas.
👉 Fortalece el corazón y mejora los niveles de colesterol.
👉 Elaborada con almendras de proximidad
👉 ¡Y también la tenemos en versión ecológica!

Y ahora que se acerca el calor, un buen vaso bien fresquito para reponer energía.

Cuando la alimentación es buena y sana aporta a diario los nutrientes que el organismo necesita para su buen funcionamiento. Así que llevando a cabo una dieta buena podéis conseguir una nutrición ideal para vuestro organismo. 

Publicado el

Mejora tu bronceado con estos 5 nutrientes

imagen destacada bronceado nutrientes alimentos

¿A quién no le gusta lucir un bronceado bonito en los meses de verano? ¡Un poco de color siempre va bien! Aunque, tenemos que deciros que para tener una piel y un moreno sano es imprescindible llevar una alimentación saludable, con abundancia de proteínas, frutas y grasas saludables.

La alimentación es fundamental para mejorar el cuidado de nuestra piel, alargar el bronceado y posponer el envejecimiento de la dermis. Por ello, es muy recomendable consumir alimentos ricos en betacarotenos y licopeno, pigmentos vegetales que estimulan el colágeno. 

¿Qué es el colágeno? El colágeno es una proteína que tiene la función de crear y mantener las estructuras de los tejidos que forman el organismo, incluida la piel, por lo que tiene una importancia decisiva en propiedades como la firmeza y flexibilidad. El aspecto de la piel, las uñas o el cabello dependen considerablemente de esta. 

Hoy te contamos cuáles son los mejores alimentos para activar la producción de melanina y favorecer la pigmentación de la piel. Si quieres gozar de un bronceado idea, sigue leyendo.

Los betacarotenos, grandes aliados para el bronceado

¿Os suenan? Son grandes desconocidos para muchos de nosotros. Sin embargo, están muy presentes en nuestra alimentación. Son unos pigmentos precursores de la vitamina A, que pertenecen al grupo de los carotenoides, responsables de los colores amarillos, anaranjados y rojos de los alimentos. 

Los betacarotenos estimulan la producción de melanina y son grandes antioxidantes que evitan el envejecimiento de nuestra dermis a causa de la exposición solar. 

Además, preparan a la piel para que el bronceado sea más uniforme y la coloración más uniforme, al estimular la formación de melanina, sustancia responsable del color de nuestra piel. 

alimentos bronceado

¿En qué alimentos podéis encontrar betacarotenos?

  • Zanahorias
  • Tomates
  • Calabazas
  • Boniatos
  • Acelgas
  • Plátanos
  • Brócoli
  • Pistachos
  • Nectarinas
  • Sandías
  • Papayas
  • Albaricoques
  • Melocotones
  • Espinacas
  • Pimientos

La vitamina C, protege tu piel

La vitamina C trabaja con la fotoprotección natural de la piel, dando equilibrio a la respuesta inflamatoria de nuestro cuerpo, a los mecanismos antioxidantes y a la actividad apoptótica saludable. Protege a la piel frente a la acción de los radicales libres, regula la protección de melanina y favorece la formación de tejidos nuevos. Además, es un antioxidante perfecto, protege al colágeno y la elastina, imprescindibles para la elasticidad de la piel. 

alimentos bronceado

¿En qué alimentos podéis encontrar vitamina C?

  • Kiwis
  • Fresas
  • Pomelos
  • Papayas
  • Naranjas
  • Espinacas
  • Coles
  • Pimientos
  • Perejil 
  • Limones

La vitamina E, gran poder antioxidante

La vitamina E es uno de los nutrientes que mejor protegen la piel. Así que serán imprescindibles en nuestra dieta, si lo que estamos buscando es un bronceado sano. Esta vitamina evita la oxidación de las grasas y preserva la membrana celular de los daños provocados por el abuso del sol. La exposición al sol oxida nuestra piel y eso hace que envejezca, pero la vitamina E nos protege y ayuda a que los daños sean mínimos. 

¿En qué alimentos podéis encontrar vitamina E?

  • Huevos
  • Cereales
  • Aceite virgen extra
  • Frutos secos (sobre todo en la almendra)

Disfruta de todas las propiedades de la almendra con nuestra bebida vegetal. Todo el poder de los frutos secos en un brick. 

Las grasas para la hidratación

Las grasas son necesarias, especialmente para evitar que la piel se reseque y esté hidratada. Los ácidos grasos poliinsaturados ayudan a que las paredes celulares retengan el agua necesaria, favoreciendo así un bronceado uniforme.. 

¿En qué alimentos podéis encontrar grasas saludables?

¿Sabías que los frutos secos son una de las principales fuentes de grasas saludables (insaturadas)? Contienen ácidos grasos, que también son esenciales a la hora de adquirir un tono más moreno en la piel. Además, estas propiedades consiguen que el bronceado dure mucho más y aumentan en un 25% la protección de la piel ante el sol. 

Los bioflavonoides para la formación de colágeno

Los bioflavonoides son moléculas antioxidantes de origen vegetal y también se les conoce como vitamina P. Luchan contra los radicales libres, son grandes antioxidantes y favorecen la formación de colágeno. 

Existen más de 600 bioflavonoides. Entre ellos, los más conocidos son la rutina, quercetina, atrina, hesperidina, diosmetina, narirutina, nobiletina, tangeretina y naringina. Además de sus propiedades antioxidantes, intervienen en la absorción de vitamina C y ayudan a cicatrizar heridas. 

¿En qué alimentos podéis encontrar bioflavonoides?

  • Brócoli
  • Papayas 
  • Mangos
  • Cítricos (naranjas, limones, limas, nectarinas)
  • Fresas
  • Uvas negras
  • Cerezas
  • Mirtilo

¿Sabías que beber agua hace que nuestro bronceado perdura más tiempo? Si queremos que el tono moreno nos dure más tiempo, debemos beber abundante agua, ya que una piel reseca y poco hidratada aguanta menos tiempo tono moreno..

Ahora ya lo sabes. La clave para broncearse de forma sana está en los alimentos que contienen carotenos, vitamina C, vitamina E, grasas saludables y bioflavonoides. La dieta tiene un papel determinante en la protección de nuestra piel. Así que este verano, ¡apuesta por un moreno saludable!

Publicado el

9 trucos de cocina fácil para principiantes

COCINA FÁCIL

9 trucos de cocina fácil para principiantes

¡Pues sí! Nada más y nada menos que nueve consejos de cocina fácil para aquellos que no lo pasáis tan bien entre fogones. Cocinar puede ser un gran dilema. Todos/as sabemos hervir arroz o pasta, hacer una hamburguesa a la plancha o un tortilla. Sin embargo, si no somos unos cocinillas y queremos hacer platos más elaborados, es posible que acabemos salpicando el aceite, cortándonos, quemando los alimentos o acabando con un resultado no esperado.

Así que nos hemos puesto manos a la obra y hemos creado esta pequeña guía con 9 truquillos para que esos ratos no se conviertan en una pesadilla.

¡Empezamos!

1. Prueba tus platos mientras los haces

¡Sin miedo! Es muy importante que probéis una cucharada de vuestros platos mientras los estáis cocinando. Por ejemplo, una cucharada de caldo, salsa o cremas. Esto os ayudará a saber en qué punto de cocción estáis y cómo vamos de sabores. ¡Recuerda que siempre estás a tiempo de añadir sal, pimienta o cualquier especia!

2. Mantén tu libro de recetas limpio

Muchas personas toman apuntes mientras cocinan o copian recetas de blogs. Es genial recopilar recetas que nos gustan en una libreta para no perderlas de vista, pero intenta que no se manchen de salsas, aceites o salpicaduras de comida. 

Intenta tener distintos espacios en tu cocina para que el libro quede alejado del horno, los fogones, el lugar donde cortas los alimentos… ¡así seguro que nada se mancha!

3. No tienes que comprar todos los accesorios que veas, solo los que necesitas

A todos nos encanta estrenar nuevos utensilios, pero no nos volvamos locos y llenemos la cocina de cacharros que no necesitaremos nunca. Las herramientas adecuadas serán grandes aliados y las que no lo son… ¡os estorbarán! Para obtener buenos resultados, es importante que cuentes con los instrumentos apropiados. Por eso, antes de empezar a preparar un plato, asegúrate de que tienes todas las herramientas que hacen falta para prepararlo.

cocina fácil

Aquí os dejamos unas cuantas recomendaciones para principiantes que os permitirán elaborar una gran variedad de platos de forma fácil y cómoda.

  • Cuchillos
  • Moldes pequeños
  • Bandejas para hornear
  • Pinzas
  • Espátula
  • Cucharón
  • Tabla de corte
  • Rallador
  • Colador
  • Báscula de cocina
  • Tijeras
  • Sartenes, ollas y cacerolas
  • Varillas

4. Elimina los malos olores de tus manos

Ajo, cebolla, salsas, café… los alimentos tienen olores fuertes y de los que no es fácil desprenderse. Y, pese a que, en ocasiones, parece imposible deshacerse de esos olores, te dejamos un truco fácil que no dejará ni rastro de los alimentos con los que has estado cocinando. Para que tus quedar libre de olores, frota tus manos con bicarbonato de sodio y limón y enjuágalas con agua. ¡Cocina fácil también es sentirse cómod@ mientras lo haces!

5. Remoja mientras no estás en la cocina

Las legumbres deben estar en remojo unas ocho horas antes de ser cocinadas. Así que te recomendamos que aproveches tus horas de sueño, laborales o esos días que pasas fuera de casa haciendo recados para dejarlas en remojo. ¡Así cuando vuelvas solo tendrás que echarlas a la olla exprés y dejar que se hagan!

10 consejos rapidísimos de cocina fácil:

No pongas las especias encima del extractor o de los fogones para que no entre calor ni vapor en los recipientes

Pon los cítricos en el microondas 20 segundos para que retirar la corteza sea bien fácil

Deja marinando tofu, soja texturizada, seitán, tempeh o verduras antes de irte a trabajar.

Despeja tu cocina y guarda todo lo que no uses a diario, así cocinarás mucho más cómodo.

Congela las nueces sin cáscara, así conservarán todas las propiedades beneficiosas, sabor y aroma.

Cuela el aceite después de cada uso
. Especialmente si has frito rebozados o empanados.

Usa la cantidad justa de especias, pero no seas tacaño.

Cocina el pescado sobre limones para que no se te deshaga.

Si tu sopa está muy salada, coloca una patata en la olla exprés para que absorba la sal.

Aprovecha las verduras al máximo (tallos, hojas y recortes incluidos).

6. Limpia la cocina sobre la marcha

A muchos les encanta cocinar, pero lo de limpiar ya no gusta tanto. Para que esta tarea sea más llevadera, trata de ir recogiendo y limpiando sobre la marcha, mientras vas cocinando. Por ejemplo, cada vez que uses una tabla, pásale la bayeta, ve limpiando los vasos y recipientes que vayas usando mientras tengas algo en el horno para evitar que se te acumulen en el fregadero, deja enfriando sartenes y cazos mientras sirves los platos…

cocina fácil

7. Cocina lo que te gusta

Sin dejar de cuidarte, trata de encontrar recetas saludables que sean de tu agrado. Hacer platos que nos gustan siempre resulta mucho más motivador que cocinar algo que sabemos que no vamos a comer con agrado. Si eres principiante y empiezas preparando platos que no te resultan deliciosos, vas a dejar la cocina en cero coma. 

8. Cocina fácil cocinando el doble

Cocinar es una actividad que lleva tiempo y más si quieres comer platos completos. Así que ahorra tiempo y cocina raciones más grandes. Ten en cuenta esto cuando hagas arroz, pasta, legumbres, quinoa… El tiempo de cocción es el mismo para una ración, para dos y para tres, así que haz cantidades grandes y guarda en la nevera lo que sobre. De esta manera, contarás con más ingredientes para otros platos que vayas a prepararte durante la semana.

cocina fácil

9. Deja que bizcochos y pasteles se enfríen antes de cortarlos

¿Parece obvio, no? Pues no lo es tanto. Mucha gente comete el error de cortar un bizcocho justo después de sacarlo del horno y lo rompe todo. Cuando hagas bizcochos y pasteles, deja que se enfríen primero antes de cortarlos. La masa es mucho más delicada cuando está caliente y se rompe con mucha facilidad. Una vez esté frío, córtalo y sírvelo. 

Estos trucos de cocina fácil te resultarán muy prácticos para dar tus primeros pasos como cocinillas. Siguiéndolos, te evitarás muchos problemas en la cocina. Incluso, ¡ahorrarás en tiempo e ingredientes!

Publicado el

¿Hambre o ansiedad?

HAMBRE

¿Hambre o ansiedad?

Estás triste, totalmente descentrado/a, cansado/a… Sientes la necesidad de comer algo. Vas a la despensa a buscar algo para picotear y te das el homenaje. Durante la ingesta sientes alivio, pero enseguida llegan la culpa, el arrepentimiento, la vergüenza… Efectivamente, eso es ansiedad.

¿Cuántas veces te has encontrado en la cama sin poder dormir y queriendo levantarte para comer? ¿Cuántas veces estás aburrido o preocupado por algún motivo y lo único que hacer es comer y comer? ¿Sabes diferenciar entre hambre real o ansiedad? Es muy común que en situaciones de estrés, aburrimiento o tristeza nos entren ganas de comer alimentos que creemos que calman esas sensaciones que no tienen ningún tipo de relación con el hambre.

Vamos a aclarar conceptos. El hambre es una sensación que nos envía nuestro cuerpo cuando tiene la necesidad de recibir alimentos. Por ello, para saber si tenemos hambre real o estamos teniendo un momento de ansiedad debemos aprender a detenernos y analizar la situación por la que estamos necesitando ingerir alimentos. ¿Comerías cualquier cosa en ese momento o te apetecen dulces? ¿Te sientes con necesidad de cariño, tranquilidad, seguridad o bienestar?

Cuando conseguimos detenernos, observar y detectar el origen de esa sensación, estamos entrando en un proceso de alimentación consciente, que es la capacidad de prestar atención plena en lo que comemos al momento presente.

El mecanismo de la adicción. Si estás estresado crece el impulso de tomar alimentos no saludables para buscar alivio. Con ellos buscamos la satisfacción que nos producen, aunque este comportamiento nos lleva a comer de más, más rápido y a subir de peso.

¿Cómo diferenciar los momentos de ansiedad de los de hambre?

Como ya te hemos explicado, la ansiedad nos empuja a comer porque estamos pasando por problemas personas que no sabemos gestionar. No tenemos hambre real, sino estados anímicos y emociones negativas que no sabemos resolver y nos alteran. Esto acaba resultando en la ingesta de alimentos de una forma impulsiva e incontrolada. Lo que buscamos es satisfacer, saciar o llenar ese vacío que nos está perturbando psicológicamente.

En estos momentos, lo que nos apetece son ultraprocesados con mucho azúcar. No querremos comer carne, verdura o pescado, sino alimentos con mucho azúcar. Esto se debe a que los niveles de glucosa en nuestro cuerpo bajan por la alteración de nuestras emociones, y necesitamos glucosa para recuperar su equilibrio. Así que sentiremos una gran necesidad por ingerir dulces y carbohidratos.

hambre

Ten en cuenta que los dulces generan un aumento de la dopamina y las endorfinas, que generan bienestar, felicidad y, a veces, euforia. Sin embargo, si los consumes de una forma continuada, tu cerebro se acostumbrará y se hará tolerante a ellos y dejarán de producir el mismo efecto, por lo que deberás aumentar las cantidades.

Lo ideal es identificar esas señales que nos está mandando nuestro cuerpo y poner medidas para intentar controlarlo. Es básico aprender a identificar cuando realmente tenemos hambre porque nuestro cuerpo necesitar nutrientes y cuando no lo es. Aquí te comentamos las características principales que te ayudarán a detectar esos momentos de ansiedad:

  • Aparece de forma repentina
  • Falta de control
  • Compulsión
  • Obsesión o preocupación constante por qué vas a comer
  • No es un hambre común que aumenta de forma progresiva
  • Sientes antojo de un alimento determinado (suelen ser dulces y fritos)
  • Debes satisfacer esa sensación de forma inmediata
  • Suele ir acompañada de un comportamiento impulsivo
  • El estómago está tranquilo y no emite ruidos ni lo sientes vacío
  • Pese a sentirte lleno/a, sigues comiendo
  • En el momento en que se está comiendo, se busca la mejora y el bienestar
  • Tras la ingesta, sientes culpa, vergüenza, decepción o insatisfacción personal

Por tanto, la ansiedad no es una respuesta biológica, sino la respuesta a otra carencia interna. Por ello, te recomendamos que, si quieres solucionar este problema, acudas a un especialista o profesional de inmediato. De este modo, será mucho más fácil detectar el origen de estas ingestas y solucionar lo que realmente nos está afectando emocionalmente. Así que si has detectado alguna de estas características en tus ingestas, visita a un profesional de la salud.

hambre

¿Qué podemos hacer ante las situaciones de ansiedad?

Ahora que ya tienes claro que está ocurriendo en tu cuerpo cuando sientes ansiedad, te damos unos consejos que te ayudarán a controlarla.

  • Desayuna, come y cena en un ambiente sereno y sin distracciones de una manera consciente. Aquí te dejamos un ejercicio de mindfoodness que te será muy útil cuando estés ansioso. Haz clic aquí. 
  • No te saltes las comidas. Nos ayudará a que nuestro cuerpo a estar activo y, por lo tanto, a no sentir ese hambre más atroz en la próxima comida que nos hará atiborrarnos y aumentando nuestro nivel de ansiedad también.
  • Come muy despacio, masticando muy bien los alimentos.
  • Entre horas, tómate un tentempié saludable.
  • Analiza tus hábitos para tomar conciencia de ellos. Apunta en una libreta lo que comes durante una semana, añade las situaciones que te llevan a elegir alimentos procesados, ultraprocesados y dulces, escribe qué emoción va acompañada de esa situación (aburrimiento, tristeza, nervios…) y anota cómo te sientes después de comerlos.
  • Deja de contar calorías. Esto hará que midas  tu hambre de acuerdo a tu intelecto en lugar de seguir las indicaciones de tu cuerpo, además de que resulta muy estresante y añadir estrés es lo último que queremos.
  • Planifica lo que comes. Hazte un menú semanal para que, así, sepas exactamente qué vas a comer y a qué hora.
  • Come alimentos saciantes para evitar la sensación de hambre. Te recomendamos que incluyas en tu dieta las frutas y las verduras.
  • Prueba las meditaciones. Las meditaciones nos ayudan a evadirnos y a encontrar nuestro momento de conexión con nuestro cuerpo. Esto te será muy útil para detectar qué te causa ese malestar que te lleva a comer compulsivamente e intentar controlarlo.
  • Haz deporte. El ejercicio físico es un hábito muy recomendable para conseguir reducir la ansiedad y vivir de una forma más optimista y positiva.
  • Evita el azúcar. Te recomendamos que evites tener ultraprocesados, procesados y dulces en tu casa y optes por versiones más saludables como yogures, frutas. 

¿Sabías que…? La alimentación consciente intenta desarrollar en nosotros el comportamiento contrario, es decir, promueve el autocontrol y el autoconocimiento, rescatando señales internas que tenemos olvidadas y volviendo más «racional» y menos automático el comer actual. El mindfoodness o alimentación consciente busca mejorar la forma en que nos relacionamos con la comida trabajando en la esfera mental y emocional sobre todo.

Nuestro cuerpo es único y estos momentos de ansiedad podrían pasarnos factura a corto y largo plazo. Debemos concienciarnos más sobre la importancia de cuidarnos y llevar una alimentación equilibrada para sanar cuerpo y mente.

Publicado el

La dieta cetogénica

DIETA CETOGÉNICA

La dieta cetogénica

Cuando se trata de “ponerse a dieta”, las tendencias también van y vienen. Hoy os hablaremos del plan de alimentación que tan de moda se ha puesto este último año: la dieta cetogénica, más conocida en las redes sociales como la dieta keto. 

¿Os suena? Esta dieta consiste en reducir de forma drástica los hidratos de carbono, mantener un consumo moderado de proteína, y aumentar la ingesta de grasas. El objetivo principal es exponer el cuerpo a la cetosis. ¡Hoy te lo contamos todo sobre la dieta cetogénica!

Y la cetosis, ¿qué es?

Básicamente, la cetosis es el resultado de la quema de grasas por parte de nuestro cuerpo para obtener energía. Quizás aquí, muchos de vosotros os estaréis preguntando: ¿Esto no es lo que sucede cuándo nuestro cuerpo necesita energía? En una dieta keto no es exactamente así. 

Cuando seguimos una dieta normal, el cuerpo utiliza los hidratos de carbono como la fuente de combustible favorita. Cuando seguimos una dieta keto y, por lo tanto, no ingerimos carbohidratos, el cuerpo se queda sin reservas de energía y el hígado produce cetonas recurriendo a las grasas para usarlas como fuente de combustible inmediato, especialmente para el cerebro y el funcionamiento de los músculos.

En resumen, cuando no hay glúcidos disponibles en sangre como combustible, se usan los ácidos grasos para generar cuerpos cetónicos que se utilizarán como fuente de energía. ¡Y este es el principio fundamental de la dieta cetogénica!

dieta cetogénica

¿Cuándo podemos recurrir a la dieta keto?

¡Pues cuándo queremos adelgazar! ya que quemamos grasa todas las horas del día, durante toda la semana. Al entrar en cetosis, necesitamos más ácidos grasos para obtener menos energía; y el mayor gasto energético, contribuye a una mayor pérdida de peso.

Además, al limitar o eliminar los hidratos de carbono, estos no se acumulan e impiden que se concentren en forma de grasa. Suena bien, ¿verdad? También ayuda a controlar el hambre porque incrementa la saciedad y el apetito disminuye. 

La dieta cetogénica se recomienda, sobre todo, a los que hacemos dieta pero estamos estancados en la pérdida de peso. Suele pasar, y sabemos de sobras que puede llegar a ser muy frustrante… Esta dieta puede ser efectiva durante un corto período de tiempo. Eso sí, debe estar supervisada por un nutricionista para evitar riesgos para la salud. También es ideal cuando queremos cambiar de hábitos alimenticios y dejar atrás la bollería, los dulces y los ultraprocesados que tanto nos gustan. No os negaremos que al principio puede ser un poco difícil, ¡pero no olvidéis que todo es mental!

Alimentos recomendados

Al final, lo importante en la dieta cetogénica es saber qué podemos comer y qué no. En la dieta keto nos tenemos que centrarnos en obtener las calorías de alimentos grasos y algunas proteínas. Aquí os dejamos una lista de la proporción de nutrientes que se deben ingerir en un día: 

  • Un 60-70% de grasas. ¡Ya sabéis que estas son las protagonistas de la dieta! Pero solo las grasas cardiosaludables, nada de bacon y embutido. Por lo tanto, hay que haber un alto contenido en alimentos de origen animal, carne, pescado, huevo, marisco, leche, queso, etc. Y también vegetales altos en grasa: aceite de oliva, frutos secos, semillas, mantequilla de cacahuete o de sésamo, etc.
  • Un 20-30% de proteínas. De nuevo, el pescado, la carne, los huevos, el marisco o la leche son los alimentos más ideales para aportar una buena cantidad de proteína al cuerpo. En esta dieta tenemos que eliminar completamente los dulces, y el alcohol. Pero si en algún un momento nos entra un antojo de los grandes, el chocolate puro está permitido.
  • Menos de un 10% de hidratos de carbono. La cantidad debe ser mínima porque eliminamos por completo los cereales y derivados y las legumbres. También se dejan de comer la mayoría de las frutas, excepto el aguacate, el coco, las aceitunas y los frutos rojos como los arándanos. Tampoco se comen verduras ni tubérculos.
dieta cetogénica

¿No estás seguro sobre qué comer de si la dieta cetogénica es para ti? ¡No te preocupes! Hay muchísimas otras dietas que puedes como la mediterránea, la Dash o flexitariana, con las que también puedes obtener muy buenos resultados.

Publicado el

5 deportes que puedes practicar en casa

deportes en casa

5 deportes que puedes practicar en casa

Con el confinamiento causado por la pandemia del COVID-19, muchos amantes de los deportes y otras actividades físicas han tenido que renunciar a su activa rutina. El tipo de ejercicios y deportes que practicábamos se ha visto afectado por el nuevo estilo de vida que ha traído la situación actual y el distanciamiento social se ha convertido en la prioridad número uno.  Pues por el bien de todos, deben seguir las pautas de distanciamiento social. Por suerte, hay varias opciones de deportes y otras actividades que sí podemos practicar en casa. Además, en algunos de estos, ¡también trabajamos un poquito la creatividad!

El Yoga

Este deporte es súper ideal para practicar en casa, ya que con solo tener una colchoneta o una esterilla ya nos podemos poner en marcha rápida y fácilmente. Con el yoga entrenas muchos músculos del cuerpo y, además, te permite relajarte muchísimo.

¿Lo mejor? Existe un tipo de yoga para cada persona. Estas prácticas pueden ser más o menos activas o del todo pasivas, pero todas persiguen lo mismo: la unión de cuerpo y mente mediante la respiración. El reto es descubrir cuál es la práctica que mejor te conviene en función de tus características o necesidades. 

¡Si quieres empezar o mejorar tu habilidad, en las redes hay muchos tutoriales que pueden ayudarte!

deportes

Cardio

Con el tiempo de inactividad que estamos viviendo, nuestro cuerpo necesita ponerse en marcha. Por eso, los ejercicios de cardio son una buena opción para conseguirlo.

Estos ejercicios aumentan nuestro ritmo cardíaco, incrementan nuestra capacidad de resistencia, y mejoran nuestra condición física. Además, también los podemos realizar en variedad de formas: andando, corriendo, subiendo escaleras, saltando a la comba…

¡No hay excusa que valga!

Hacer abdominales

Fortalecer, construir y tonificar los abdominales no requiere de mucho tiempo, no nos hace falta ninguna máquina para ello y podemos hacerlo en cualquier sitio del hogar. 

Podemos dedicarle entre 10-15 minutos al día. Aún así, hay que tener en cuenta que, a la hora de hacer abdominales, no es recomendable machacarnos con repeticiones de forma exagerada, ni hacerlos cada día de la semana. La parte central de nuestro cuerpo es una de las más resistentes a la hora de realizar cualquier ejercicio, por lo que su tiempo de recuperación es mucho mayor.

También es muy importante hacer un buen trabajo de brazos y de espalda, además de seguir una dieta equilibrada.

deportes

Boxeo en sombra

Para practicar este deporte no necesitas ningún material deportivo. ¡Con solo golpear al aire de manera intensa ya es suficiente! Lo ideal es ir alternando entre distintas velocidades, y actuar como si estuvieses siguiendo tu oponente en el cuadrilátero. 

El entrenamiento consiste en elegir una técnica específica o un golpe y centrarse en hacerlo hasta que te canses. 

Además, también puedes entrenar las piernas ya que puedes incorporar embestidas, sentadillas o saltos y, de esta manera, incrementarás la intensidad.

Remo

Para practicarlo en casa puedes ayudarte con una banda elástica, o con una mancuerna. Este ejercicio es muy completo porque, además de potenciar la fuerza de agarre, también te permite trabajar los músculos de la espalda y los brazos. 

Con este deporte también conseguirás optimizar las funciones del sistema respiratorio y cardiovascular.

Estar en casa no es una excusa para dejar de hacer ejercicio. ¡Hay muchos deportes que se pueden hacer en casa sin necesidad de salir a la calle! Así que plantéate dedicar tres días a la semana a tu salud. Además, mantener una rutina física permitirá que estés distraído durante unas horas. La mente desconectará del exceso de información negativa, por lo que conseguirás reducir la ansiedad.

Prueba a incluir estos deportes en tu rutina de ejercicios y verás cómo te mantienen activo, y ¡en completa forma!

Publicado el

Empieza el año nuevo en positivo

Empieza el año nuevo en positivo

2020 ha sido, sin duda, un año complicado para todos y todas. Diferente, raro, triste… podríamos definirlo de muchas maneras. Sabemos que muchos estáis deseando darle un portazo a este año y hacer borrón y cuenta nueva. ¡Y no nos extraña! Así que queremos ayudaros a empezar vuestro 2021 de la mejor manera posible. Por eso, hemos preparado una lista de consejos que te ayudarán a hacerlo con una mente positiva.

Deja de quejarte

Las quejas solo llenan tu mente de pensamientos negativos y, además, no cambian las cosas. Si aquello que te irrita es algo que está en tus manos, solo tú podrás dar el paso para mejorar esa situación. Quejarte de cosas sobre las que no tienes control, ¡no sirve de nada! Lo único que conseguirás es tener una actitud pesimista y entristecerte.  ¡Empieza el año nuevo con una mirada positiva!

Organízate

¿Has pensado que ya va siendo momento de poner orden en tu vida? Sentir que exprimes cada segundo y dedicar tu tiempo libre a hacer cosas que te gustan te producirá un estado de ánimo positivo. Ahora tienes miles de herramientas para salir del caos. Prueba con una agenda tradicional o con las notas o el calendario del móvil para este año nuevo.

año nuevo

Lee libros que te inspiren y te motiven

En nuestras redes siempre os decimos que no hay nada como un buen libro y es verdad. Haz una lista de lecturas que te hagan disfrutar. Lee ficción, no-ficción, poesía, romance, acción… lo que más te guste. 

¿Se os ocurre una mejor forma de acabar el día que nutriendo la mente con un buen libro? ¡A nosotr@s ninguna!

Aparta los remordimientos y aprende de tus errores

Todos hemos tenido una mala alimentación o nos hemos pasado comiendo en algún momento y, más todavía, en estas fechas. Pero no podemos sentirnos culpables y entrar en una dinámica mental negativa los primeros días del año nuevo. Lo único que podemos hacer es analizar el motivo por el que comimos demasiado o nos estuvimos alimentando mal y usar esa información para evitar estos momentos en un futuro.

Acércate a la vida sana

Este debe de ser el propósito más escuchado en todo el mundo. Y es que a todos nos encantaría tener la fuerza de voluntad que hace falta para llevar un estilo de vida 100% saludable. Pero, gracias a las redes sociales y a Internet, hoy es más fácil que nunca hacerlo. La red está a rebosar de blogs con recetas saludables y cocina sana. ¡Aprovéchalas!

¡Puedes visitar nuestra página de recetas y empezar a elaborar platos saludables! 

Ignora el cinismo y rodéate de gente positiva

Para empezar bien el 2021, tienes que hacer una limpieza en tu lista de contactos habituales. Tod@s hemos tenido cerca a una persona que nos hace sentir infravalorados/as. Ante esos comentarios negativos y pesimistas, la ignorancia es la mejor arma. Sabemos que es difícil ponerlo en práctica, pero una vez lo hayas hecho, no te arrepentirás. 

Trata de juntarte con gente positiva y optimista, que te contagie de alegría y de buen humor y te hagan pasar buenos ratos. Tu tiempo es oro y nunca vuelve. ¡Tú decides a quien se lo vas a dedicar a partir de ahora!

Practica algo de priming

Y os preguntaréis, ¿qué es eso del priming? Y nosotr@s estamos más que content@s de poder contároslo. El priming consiste en hacer una lista con puntos positivos sobre ti, tu vida y tu entorno. Por ejemplo, “estoy sano”, “tengo buenos amigos”, “mi familia me quiere”, “soy buen o buena deportista”… es una técnica muy útil para alejar esos pensamientos negativos que tenemos sobre nosotr@s mism@s. 

Si os es complicado elaborar esta lista, podéis pedir a vuestr@s seres querid@s que os ayuden a realizarla. ¡Seguro que ell@s pueden aportar muchos puntos positivos a la lista que vosotr@s no habéis detectado todavía!

Cambia tu manera de hablar

Este año nuevo, prohíbete a ti mism@ pronunciar frases como “no puedo”, “esto es imposible”, “siempre tengo problemas”… si seguimos proyectando en negativo, nos será imposible tener un año nuevo mejor que el anterior. Trata de llenar tu cabeza con pensamientos como “puedo hacerlo”, “no hay nada imposible”, “soy capaz” o “soy muy afortunad@“ y te sentirás llen@ de vitalidad y energía positiva.

Toma el control

Deja de sentirte en compromiso con el resto de personas y tenlo contigo mism@. Dejar que otr@s dicten, consciente o inconscientemente lo que haces, limita tu felicidad, tu libertad y tu positividad. Decide lo que quieres hacer, quién quieres ser y hacia donde quieres encaminar tu vida.

Este año puede ser el principio de algo maravilloso.

¡Feliz año nuevo Nectiners!

Publicado el

Evita los excesos navideños

Cómo evitar los excesos navideños

¡Llegaron esas fechas que tantos nos gustan! Navidad, momento de reunirte con tus tres burbujas sociales favoritas y, sobre todo, de comer. Y es que no podemos negar que a los días festivos en familia se suman comidas de trabajo, cenas con amigo y una multitud de eventos sociales. Así, se hace complicado mantener la línea y pasarlo bien a la vez. Pese a que todos conocemos dónde está el error (demasiada comida y muy calórica y demasiadas bebidas azucaradas o alcohólicas), año tras años caemos en él.

Es una época peligrosa en cuanto a niveles nutricionales, ya que siempre acabamos pasándonos por un motivo u otro. Controlar los excesos navideños no es nada fácil. ¡Pero no es imposible! Por eso, hemos preparado este miniartículo con tips que te ayudarán a seguir cuidándote estas navidades, sin dejar de disfrutar con tus seres queridos. 

excesos navideños

1. No cambies tus hábitos

La excusa de “estoy de vacaciones de Navidad” no es válida y menos para justificar el dejar de hacer ejercicio 15 días, saltarte las cinco comidas diarias, dejar de beber agua o hincharte a mantecados y polvorones. Los excesos navideños son una tradición, pero no todas las tradiciones son buenas, ¿no?

No te estamos diciendo que no te des un capricho algún día, pero no puedes pasar las navidades haciendo sofing y comiendo grandes cantidades de comida muy calóricas. Sabemos que es imposible mantenerse al margen da la Navidad y que es complicado resistirse a las tentaciones, pero los días no festivos opta por cocinar a la plancha o al horno y decántate por alimentos más ligeros y bajos en calorías.

2. Opta por aperitivos y menús más saludables

¿Eres anfitrión o anfitriona de alguna comida navideña? Pues es tu oportunidad para demostrar que sano y rico es compatible. Aprovecha las propiedades saludables de salsas naturales como el humus, el guacamole o un paté vegano, acompañado de vegetales, frutos secos o palitos de pan integrales. Y elige pescados bajos en grasa, como la dorada, o pavo cocinado al horno o a la plancha para tu menú y acompáñalos con verduras, patatas o ensalada.

Ten en cuenta que invierno es una época muy rica y variada en alimentos. ¡Exprímelos! Puedes aprovechar la gran cantidad de frutas de época como la granada, la mandarina o las uvas, que dan unos toques maravillosos en cualquier plato.

3. No trates de compensar los excesos navideños

Este es un error que todos hemos cometido alguna vez después de sentirnos mal por habernos pasado comiendo durante las fiestas. Hemos comido demasiado un día y al día siguiente tratamos de no comer para compensarlo. Esto es totalmente contradictorio y contraproducente, ya que nuestro metabolismo se ralentiza. Si estamos muchas horas sin comer, nuestro cuerpo absorberá y almacenará mucho más en la próxima ingesta y eso hará que engordemos. Así que, después de los excesos navideños, la restricción alimentaria no es buena idea.

4. Planificar bien las comidas

Lo mejor que podéis hacer para evitar los excesos navideños es haceros un planning alimentario. Normalmente, se sube de peso durante las fechas navideñas porque, pese a saber que hay días en los que la comida será excesiva, el resto de días seguimos comiendo igual que siempre o, incluso, peor, ya que con la excusa de que es Navidad van cayendo polvorones, bombones y dulces varios durante el día.

No es buena idea no comer nada o comer muy poco en las demás comidas, pero sí moderarnos un poco las cantidades de alimentos, si sabemos que habrá excesos navideños. Y para ello, nada mejor que una buena organización con las cinco comidas del día y la ingesta calórica, así como otros valores nutricionales. ¿No os parece?

5. Moderar el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas

Es muy común que en las reuniones familiares se tomen refrescos o bebidas alcohólicas. Sin embargo, queremos contaros que, normalmente, estos productos llevan una gran cantidad de azúcares añadidos que pueden causan múltiples problemas de salud como la diabetes. Lo mejor en las comidas es consumir agua, aunque si no podéis evitarlo siempre podéis buscar alternativas como refrescos sin azúcar.

Además, si eres de es@s que no puede evitar tomarse una copa durante estas reuniones, te recordamos que no es lo mismo una cerveza o una copa de vino que un cóctel. Los segundos siempre contienen mayor número de calorías y azúcares de bebidas alcohólicas, zumos, siropes o refrescos.

6. Escucha a tu cuerpo

El cuerpo es sabio, así que escúchalo. Presta atención a las señales y mensajes que va enviándote durante las comidas navideñas. No te dejes llevar por la tentación de seguir comiendo cuando ya no puede más. Si lo escuchas, podrás ver cuándo llega el momento en el que hay que dejar de comer y evitarás posibles problemas gastrointestinales o estomacales.

7. Turrón, mazapán y frutos secos como postres

¡Sí! Podéis comer turrones y mazapanes como postre, con control, moderación y sin pasaros. Las fiestas son unas fechas ideales para tomar alimentos que lleven almendra, en lugar de decantaros por productos harinosos como los polvorones. 

Esperamos que nuestros consejos te hayan servido e incorpores estos trucos para evitar excesos navideños. 

¡Feliz Navidad a todos y todas!

Publicado el

Huesos fuertes y sanos

Huesos fuertes y sanos

¿Cómo pueden ayudarte los frutos secos con los problemas óseos?

Llegar a una edad adulta con una buena salud ósea guarda una relación directa con la alimentación. Y en este punto, hay que tener en cuenta la importancia de incluir los frutos secos en nuestra dieta diaria, ya que aportan una cantidad de beneficios infinita.

La gente pierde masa o densidad ósea conforme envejece, especialmente las mujeres después de la menopausia. Los huesos pierden calcio y otros minerales. Los huesos se vuelven más frágiles y se pueden romper con más facilidad. Se presenta disminución de la estatura general, principalmente debido a que el tronco y la columna se acortan.

Una alimentación equilibrada es imprescindible para fortalecer nuestros huesos y prevenir fracturas, osteoporosis, deformaciones de columna, problemas dentales y muchas otras enfermedades.

En este artículo, descubriremos los beneficios de los frutos secos y cómo las almendras, concretamente, pueden ayudar con los problemas óseos. 

Beneficios de los frutos secos para tus huesos

En primer lugar, para prevenir los problemas óseos y tener unos huesos fuertes es necesario consumir una gran cantidad de fuentes minerales. En este caso, los frutos secos son un alimento idóneo ya que contienen magnesio, fósforo, potasio, calcio, y hierro, entre otros, además de oligoelementos como el zinc y el selenio, que actúan como propiedades antioxidantes. 

Huesos fuertes

También son un gran aporte vitamínico gracias a su riqueza en B1 o B3 y constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E; se componen de grasas saludables, y se les atribuyen propiedades cardiovasculares debido a su alto contenido en grasas mono, Omega 3 y Omega 6.

Otro de los beneficios de los frutos secos es que proporcionan proteína vegetal. Por esta razón, son alimentos que, en cantidades moderadas, son excelentes para después de realizar ejercicio físico: ayudan a los deportistas a recuperarse al 100% con cada entrenamiento, y a tener la energía suficiente para poder superarse día tras día.

Por último, al ser ricos en fibra, provocan un efecto saciante que nos ayuda a controlar el apetito, y a regular el tránsito intestinal. Los frutos secos se consideran alimentos protectores porque reducen los niveles de colesterol LDL, al mismo tiempo que aumentan el colesterol HDL.

¿Sabías que…? Tu cuerpo necesita calcio para mantener los huesos densos y fuertes. La densidad ósea baja puede provocar que sus huesos se vuelvan quebradizos y frágiles. Estos huesosdébiles pueden fracturarse más fácilmente, incluso sin una lesión evidente. La vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber el calcio.

Las almendras: el fruto seco clave para tus huesos

Las almendras, además de ser uno de los frutos secos más nutritivos del planeta, son buenas para el corazón, fortalecen el cabello y la piel, y son el fruto seco clave para reducir los dolores óseos y prevenir la osteoporosis gracias a la gran cantidad de calcio que tienen. 

Por su alto contenido de fósforo y magnesio, también nos ayudan a tener unos huesos fuertes, a cuidar nuestros músculos, a combatir la ansiedad y la irritabilidad y a favorecer un buen descanso.

Por esta razón, por su infinidad de propiedades beneficiosas, es recomendable tomar un puñado de almendras (aproximadamente, unas 20) a media mañana o para merendar. Ya sean crudas y con su piel, en ensaladas, en postres, o, si te van más los batidos:  ¡en bebida de almendras!

Si no te gusta o no digieres bien la leche de vaca, una excelente opción es la leche de almendra, que además es muy buena para tu salud ósea, ya que contiene un alto porcentaje (un 45%) de tu requerimiento diario de calcio. 

¡Ahora ya sabes más sobre cómo cuidar tus huesos!

Publicado el

Dieta infantil: introducir alimentos saludables

Ideas y estrategias para que tus hij@s coman sano

Actualmente, la obesidad infantil es uno de los problemas más graves del siglo XXI. Según los datos de la OMS, en 2016 había más de 340 millones de niñ@s y adolescentes (de 5 a 19 años) que sufrían sobrepeso u obesidad. Para reducir el porcentaje de obesidad infantil en el mundo debemos tener muy claro que una alimentación saludable y una dieta infantil equilibrada y suficiente es fundamental para el estado de salud de l@s más pequeñ@s.

Es de vital importancia animarl@s a comer sano para evitar que desarrollen enfermedades como la obesidad. Esto no siempre será tarea fácil y no hay una fórmula exacta de hacerlo. Sin embargo, aquí te dejamos una serie de idea que podrán ayudarte a la hora de ampliar los horizontes de tu hij@ en cuanto a su alimentación.

Repetición

dieta infantil

Los nuevos alimentos, como las verduras, deben presentarse reiteradamente y tratar de relacionarlos con momentos agradables en la mesa y con otros miembros de la familia. Sabemos que suele ser difícil afrontar el rechazo a nuevos alimentos, pero cuantas más veces se presenten, más probabilidades de que l@s pequeñ@s se acostumbren a ellos. Habrá veces que tengas que probar hasta 20 veces un alimento nuevo antes de que l@s niñ@s empiecen a apreciarlo.

Las primeras veces que des nuevos alimentos deberás hacerlo al principio de las comidas, ya que se tiene más hambre. También puedes probar con cocinarlo de formas distintas hasta que se habitúen a este nuevo sabor. Otras opción es crear presentaciones creativas y que le resulten más atractivas, como dibujar figuras con los distintos ingredientes del plato e introducirlas en la dieta infantil.

Hacer una planificación semanal de las comidas

Si organizáis, tanto padres como madres, las comidas que se hacen en casa, será mucho más fácil que l@s niñ@s coman opciones saludables y que eviten las comidas rápidas o los snack cargados de azúcares y grasas saturadas.  Además, la  planificación os ayudará a usar ingredientes más sanos y a elegir mejor los productos a la hora de hacer la compra teniendo en cuenta la dieta infantil.

Empieza a introducir nuevos alimentos pronto

Las preferencias alimentarias se adquieren en una edad muy temprana. Así que es mejor empezar pronto a ofrecerles un amplio abanico de alimentos.

Dar ejemplo

L@s niñ@s suelen replicar o imitar el comportamiento de los adultos que los rodean. Así que es muy importante que os vean comer una dieta saludable. 

Cocinar lo mismo para tod@s

No caigáis en el error de hacer un menú especial para l@s niñ@s. La dieta infantil no es un menú aparte. Tiene que quedar claro que vuestra casa no es un restaurante y todos los miembros de la familia coméis lo mismo. Hacer comidas distintas para l@s niñ@s limita la variedad de alimentos que prueban y crecen comiendo una cantidad de alimentos muy reducida.

Preparar batidos y purés con vegetales

Los licuados son buenas opciones para que l@s pequeñ@s más delicad@s tomen vegetales todos los días. Además, son composiciones muy digestivas y cargadas de vitaminas que ayudarán a que se sientan ligeros y con mucha energía.

No celebrar ni hacer una fiesta cuando comen 

L@s niñ@s deben aprender a comer alimentos a través de la familiaridad. Se trata de conseguir que adquieran ese hábito y lo consideren como algo normal, no como algo por lo que deben ser alagad@s. Alabar la hazaña les dará poder y lo usarán en vuestra contra en futuras ocasiones cuando intentéis introducir alimentos nuevos en la dieta infantil.

Acabar con la bollería industrial y los snacks no saludables

Los padres sois quienes decidís qué alimentos se compran en casa para la dieta infantil y cómo y cuándo se sirven. Aunque es de esperar que los niños den la lata a sus padres para que les dejen comer alimentos menos nutritivos, son los adultos quienes deciden qué alimentos entran en casa. Cuando las opciones poco o nada saludables no existen porque no las hemos comprado, es mucho más fácil introducir alternativas sanas a tus hij@s.  L@s niñ@s no se quedarán con hambre porque en su casa no hay lo que más les apetece comer. Comerán lo que haya en los armarios y la nevera. De este modo, ell@s se acostumbran a merendar frutas, vegetales, cereales integrales y lácteos.

Cocinar en familia

Cuando l@s más pequeñ@s son parte del proceso de preparación de la comida, están mucho más interesados en comer lo que ell@s mism@s han cocinado.

En nuestro apartado de recetas podéis encontrar un montón de platos saludables que podéis hacer con niñ@s.

Ofrécele alimentos saludables y déjal@ elegir

L@s niñ@s también deben tener voz y voto en el tema. De la selección de alimentos que ofrezcas a tu hij@, déjale elegir lo que quiera comer y la cantidad. Tal vez te parezca que esto es darle demasiada libertad, pero, en realidad, tu hij@ solamente podrá elegir entre los alimentos saludables que has decidido comprar y preparar.

Y recuerda que cada niñ@ es distint@ y debemos adaptarnos a la personita que tenemos delante y elaborar una estrategia totalmente personalizada para él o para ella.