Publicado el

Introducir alimentos saludables en la dieta infantil

Ideas y estrategias para que tus hij@s coman sano

Actualmente, la obesidad infantil es uno de los problemas más graves del siglo XXI. Según los datos de la OMS, en 2016 había más de 340 millones de niñ@s y adolescentes (de 5 a 19 años) que sufrían sobrepeso u obesidad. Para reducir el porcentaje de obesidad infantil en el mundo debemos tener muy claro que una alimentación saludable, equilibrada y suficiente es fundamental para el estado de salud de l@s más pequeñ@s.

Es de vital importancia animarl@s a comer sano para evitar que desarrollen enfermedades como la obesidad. Esto no siempre será tarea fácil y no hay una fórmula exacta de hacerlo. Sin embargo, aquí te dejamos una serie de idea que podrán ayudarte a la hora de ampliar los horizontes de tu hij@ en cuanto a su alimentación.

Repetición

Los nuevos alimentos, como las verduras, deben presentarse reiteradamente y tratar de relacionarlos con momentos agradables en la mesa y con otros miembros de la familia. Sabemos que suele ser difícil afrontar el rechazo a nuevos alimentos, pero cuantas más veces se presenten, más probabilidades de que l@s pequeñ@s se acostumbren a ellos. Habrá veces que tengas que probar hasta 20 veces un alimento nuevo antes de que l@s niñ@s empiecen a apreciarlo.

Las primeras veces que des nuevos alimentos deberás hacerlo al principio de las comidas, ya que se tiene más hambre. También puedes probar con cocinarlo de formas distintas hasta que se habitúen a este nuevo sabor. Otras opción es crear presentaciones creativas y que le resulten más atractivas, como dibujar figuras con los distintos ingredientes del plato.

Hacer una planificación semanal de las comidas

Si organizáis, tanto padres como madres, las comidas que se hacen en casa, será mucho más fácil que l@s niñ@s coman opciones saludables y que eviten las comidas rápidas o los snack cargados de azúcares y grasas saturadas.  Además, la  planificación os ayudará a usar ingredientes más sanos y a elegir mejor los productos a la hora de hacer la compra.

Empieza a introducir nuevos alimentos pronto

Las preferencias alimentarias se adquieren en una edad muy temprana. Así que es mejor empezar pronto a ofrecerles un amplio abanico de alimentos.

Dar ejemplo

L@s niñ@s suelen replicar o imitar el comportamiento de los adultos que los rodean. Así que es muy importante que os vean comer una dieta saludable. 

Cocinar lo mismo para tod@s

No caigáis en el error de hacer un menú especial para l@s niñ@s. Tiene que quedar claro que vuestra casa no es un restaurante y todos los miembros de la familia coméis lo mismo. Hacer comidas distintas para l@s niñ@s limita la variedad de alimentos que prueban y crecen comiendo una cantidad de alimentos muy reducida.

Preparar batidos y purés con vegetales

Los licuados son buenas opciones para que l@s pequeñ@s más delicad@s tomen vegetales todos los días. Además, son composiciones muy digestivas y cargadas de vitaminas que ayudarán a que se sientan ligeros y con mucha energía.

No celebrar ni hacer una fiesta cuando comen 

L@s niñ@s deben aprender a comer alimentos a través de la familiaridad. Se trata de conseguir que adquieran ese hábito y lo consideren como algo normal, no como algo por lo que deben ser alagad@s. Alabar la hazaña les dará poder y lo usarán en vuestra contra en futuras ocasiones.

Acabar con la bollería industrial y los snacks no saludables

Los padres sois quienes decidís qué alimentos se compran en casa y cómo y cuándo se sirven. Aunque es de esperar que los niños den la lata a sus padres para que les dejen comer alimentos menos nutritivos, son los adultos quienes deciden qué alimentos entran en casa. Cuando las opciones poco o nada saludables no existen porque no las hemos comprado, es mucho más fácil introducir alternativas sanas a tus hij@s.  L@s niñ@s no se quedarán con hambre porque en su casa no hay lo que más les apetece comer. Comerán lo que haya en los armarios y la nevera. De este modo, ell@s se acostumbran a merendar frutas, vegetales, cereales integrales y lácteos.

Cocinar en familia

Cuando l@s más pequeñ@s son parte del proceso de preparación de la comida, están mucho más interesados en comer lo que ell@s mism@s han cocinado.

En nuestro apartado de recetas podéis encontrar un montón de platos saludables que podéis hacer con niñ@s.

Ofrécele alimentos saludables y déjal@ elegir

L@s niñ@s también deben tener voz y voto en el tema. De la selección de alimentos que ofrezcas a tu hij@, déjale elegir lo que quiera comer y la cantidad. Tal vez te parezca que esto es darle demasiada libertad, pero, en realidad, tu hij@ solamente podrá elegir entre los alimentos saludables que has decidido comprar y preparar.

Y recuerda que cada niñ@ es distint@ y debemos adaptarnos a la personita que tenemos delante y elaborar una estrategia totalmente personalizada para él o para ella.