Publicado el

Ponte fuerte

Ponte fuerte


¡Los frutos secos te ayudarán a ganar músculo y ponerte fuerte! Si eres de los que van al gimnasio con el objetivo de aumentar su musculatura, debes tener en cuenta los alimentos que te ayudarán a conseguir tus objetivos.

Los frutos secos son ricos en grasas, minerales, proteínas, fibra y vitaminas y son una gran opción para los que seguís dietas para subir de peso de forma saludable. Son la forma más idónea para ganar masa muscular y ¡se pueden consumir en cualquier momento del día! Así que son grandes aliados para las comidas entre horas y los snacks.

Ricos en magnesio, zinc, cobre, hierro, selenio, potasio, calcio y fósforo. Debemos consumirlos con moderación pero 30 gramos de frutos secos tostados o naturales al día es de las ingestas más beneficiosas que podemos darle a nuestro cuerpo.

¿Cómo puedes consumirlos de una forma rápida? Aprovecha que son grandes alimentos para recargar proteínas en la merienda. Aquí os dejamos una serie de propuestas para aquellos que no tengáis el tiempo necesario para liaros en la cocina.

  • En un bol con fruta al estilo macedonia (pera, manzana, fresas, kiwis, plátanos, melón…)
  • Mezclados con yogur
  • En tu porridge de avena
  • En un smoothy de fruta con nueces y almendras picadas
  • Almendras y nueces con un poquito de miel
  • Rebanada de pan integral con crema de almendras
  • Tomando un brick de Nectina (las tenéis de almendras, nueces y avellanas con y sin azúcar)
  • Barritas energéticas de cereales, frutos secos, coco rallado y nueces
  • ¡Sin nada! Puedes comerte 30 gramos de frutos secos al día para matar el gusanillo del hambre.

Y, aparte de fortalecer nuestra musculatura, también aportan grandes beneficios a nuestro organismo.

  • Tienen en común una baja concentración de agua y un elevado contenido en grasas. Su contenido en grasas saturadas es bajo, las cuales se considera elevan los niveles de colesterol en sangre y producen lesiones en las arterias.
  • Contienen altos niveles de calcio y por su composición ayudan a prevenir el riesgo de sufrir fracturas.
  • Aparte de ser sabrosos, disminuyen el riesgo cardiovascular, son ricos en proteínas, fibra y minerales y poseen notables virtudes antioxidantes.
  • Diferentes estudios han demostrado lo importantes que son para la salud su consumo diario y los beneficios para el corazón y el sistema circulatorio, obviamente, junto a una dieta equilibrada.
  • Sus grasas protegen frente a la aparición de la aterosclerosis debido a la ausencia total de colesterol. Consumirlos mantiene o incrementa de forma ligera el colesterol HDL “colesterol bueno”.
  • Son aliados de nuestro corazón, cuidan de nuestro cerebro e incluso nos ayudan a combatir el estrés.
  • Son grandes fuente de minerales y de aporte vitamínico. Aportan minerales como magnesio, fósforo, potasio, hierro y oligoelementos como el zinc. Pero también son ricos en vitaminas como B1, B3 o vitamina E.
  • Aportan proteína vegetal, la cual es esencial después de realizar deporte en cantidades moderadas, y son ricos en fibra, es decir, que ayudan a controlar el apetito y a regular el tránsito intestinal.

¿Cuántas calorías aportan por cada 100 gramos? Sabemos que el tema de las calorías es una preocupación para muchos y muchas. Así que os dejamos aquí una tabla resumen con toda la información que necesitáis para controlar vuestro consumo.

Frutos secosKcal por 100 g
Nuez de macadamia718 kcal
Nuez650 kcal
Piñón629 kcal
Avellana628 kcal
Almendra575 kcal
Cacahuete571 kcal
Pistacho557 kcal
Anacardo550 kcal
Castaña213 kcal