Publicado el

Marc Sallés, jugador de hockey hierba

Marc Sallés, jugador de hockey hierba

Esta semana, os presentamos a una estrella española del hockey. ¡Marc Sallés! Este súper deportista es jugador del Atlètic Terrassa y ha disputado los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los de Río de Janeiro 2016 con España. También ha participado en un sinfin de mundiales de hockey hierba. Y esto no acaba aquí. Paralelamente a su carrera deportiva, Marc ha puesto en marcha Igotoo, su propio proyecto profesional en el mundo de las aplicaciones móviles.

¡Sigue leyendo porque nos los cuenta él mismo!

Háblanos un poquito de tus inicios. ¿Cuándo y cómo llegas al mundo del hockey?

Empecé a jugar a hockey y tenis a los cuatro años porqué eran los deportes principales del típico campus de verano. Aunque es a los seis años cuando me decanté por el hockey porqué podía jugar con todos mis amigos a la vez.

Además del hockey, ¿tienes algún otro vicio sano?

Desde pequeño, me encanta practicar y descubrir nuevos deportes. Al ser deportista de alto rendimiento he tenido que dejar un poco de lado los más extremos como skate, snow, surf o motociclismo y decantarme por otros más seguros como el golf, bici, pádel o kungfu. Fuera del deporte los mejores vicios sanos que tengo son leer y meditar.

Además de los beneficios físicos, ¿qué otros aspectos favorables tiene este deporte desde tu experiencia?

Al ser un deporte de equipo aprendes rápidamente una gran cantidad de valores como la amistad, empatía, compromiso, etc. Te das cuenta de que es necesario que todo el grupo conozca el objetivo al que se quiere llegar, crear un buen ambiente de trabajo y gestionar los problemas de forma constructiva.

Durante tu trayectoria deportiva, ¿has tenido grandes figuras de referencia?

Siempre tienes tus jugadores preferidos cuando eres pequeño, como Santi Freixa (uno de los mejores jugadores que ha tenido el Atlètic de Terrassa). Ua vez llegué a la elite empecé a descubrir que podía aprender de cualquier deportista. La ética de trabajo, mejora constante y capacidad de rendir en los momentos clave se dan en cualquier modalidad, ya sea individual o colectiva.

Un deportista profesional como tú, ¿sigue una dieta deportiva y unas pautas de entrenamientos? ¿En qué se basan?

Aunque siempre he mantenido una dieta saludable, desde hace unos años empecé a dejar de comer productos de procedencia animal y reducir la ingesta de harinas como el pan y la pasta. Bajé un poco el volumen muscular pero me ha ayudado a ser más ágil, tener muchas menos lesiones y mejorar mi rendimiento aunque fuesen pasando los años.

Participaste en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y los de Río de Janeiro 2016 con España, obteniendo un sexto y quinto puesto respectivamente. ¿Qué hay detrás de todos esos logros?

Te mentiría si te dijera que era mi principal objetivo. Participar en dos ediciones de los Juegos Olímpicos es la consecuencia de tener muchas ganas de mejorar y ser muy competitivo en todo lo que hago.

¿Y cuáles fueron las sensaciones al pisar por primera vez la Villa Olímpica en 2012?

La verdad es que parecía un sueño. Compartir comedor con medallistas olímpicos, jugadores de la NBA, futbol, tenis… que siempre habías visto por la tele. Ves que en ese momento eran igual que tú, uno más dentro de los otros cientos de atletas.

¿Cómo recibiste la noticia de que se aplazaban los Juegos de Tokio?

No fue algo de la noche a la mañana. Cada vez había más noticias de que era posible que se aplazaran. Aunque cuesta aceptarlo cuando finalmente llega la noticia, como atleta olímpico, tienes que darle un giro y buscar los beneficios de este cambio. Al disponer de un año más para prepararlos, puedes mejorar tus debilidades y potenciar tus fortalezas para llegar aún mejor al verano de 2021.

También has participado en mundiales. ¿Hay alguna diferencia entre preparar un partido con el Atlètic Terrassa y con la Selección Española?

No cambia mucho preparar una final de playoff de la liga española a jugar un mundial. Te preparas física y mentalmente, analizas al rival y compites para ganar cada partido. Hay otros factores como jugar con 15.000 mil espectadores, la repercusión o el premio que pueden hacer que notemos tensión o presión, pero son sensaciones que nosotros mismos creamos en nuestra mente. Cuanto mayor sea esto, mayor es la presión a la que se someten los jugadores. La clave es reducirlo todo a que es un partido más y que tienes que estar centrado en tu trabajo.

Muchos estudios hablan de la importancia del control emocional en competiciones deportivas y el éxito. ¿Crees que es imprescindible? ¿Podrías ponernos algún ejemplo o situación que hayas vivido?

Saber gestionar tus emociones cuando estás en alto nivel muchas veces es la diferencia entre ganar o perder. Hay muchos casos de deportistas que se han bloqueado en momentos clave. No por haber hecho una mala preparación o porque no fuesen lo suficientemente buenos, sino por no haberse preparado mentalmente. Por este motivo, desde hace cinco años, me inicié en la meditación. Al principio, lo hice por la curiosidad, pero posteriormente he visto que me ha ayudado mucho, no solo a nivel deportivo sino como una forma de vida.

¿Y cómo se afronta una derrota?

Lo bueno del deporte es que pierdes mucho. En entrenos, partidos, campeonatos. Y gracias a eso te hace mejorar y replantearte todo lo que habías hecho hasta ese momento. Como se dice “a veces ganas, a veces aprendes”. Aunque para mí los mejores aprenden en cualquier momento ya sea un entreno o en unos Juegos Olímpicos.

El hockey es un deporte que requiere conocer y entender a tus compañeros. Cuéntanos como lográis esa coordinación o compenetración.

A diferencia de los deportes individuales tener una buena cohesión de grupo es fundamental. Pasas muchas horas con ellos dentro y fuera del campo. Cuanto mayor sea la complicidad y confianza entre los jugadores más fácil se afrontarán y se solucionaran los problemas.

¿Crees que deportes como el hockey se fomentan lo suficiente en España?

Creo que España es una potencia mundial en muchos deportes pero desgraciadamente el fútbol ocupa el 80% de la atención. Esto deja a las otras modalidades con menos posibilidades de crecimiento. Los países que apuestan más por el hockey, generalmente, tienen ligas más competitivas.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para darle más visibilidad a estos deportes?

¡Es una buena pregunta! Para mí, hasta hace pocos años esto era un pez que se mordía la cola. Si no se daba más visibilidad en televisión, no se podía expandir. Pero si no se expandía, no salía por televisión. Hoy en día es más fácil llegar a cualquier espectador gracias a la gran cantidad de plataformas que ofrecen live stream. El problema actual reside en cómo puedes captar la atención de los espectadores con tanta información disponible.

Te hemos visto en varias ocasiones apoyando a las categorías femeninas. Bajo tu punto de vista, ¿cuál es el principal obstáculo para el reconocimiento del deporte femenino?

Creo que en el caso del reconocimiento del deporte femenino es necesario crear unas bases para fomentarlo y promoverlo. Me refiero a que deportistas, todos y todas, tengamos las mismas condiciones. Esta desigualdad de género en el deporte debe combatirse definitivamente y que solo se hable de deporte, sea femenino o masculino. Una vez tengamos esta igualdad, en el deporte al igual que cualquier negocio o institución, los partidos se valorarán en función de la cantidad de gente dispuesta a pagar o destinar su tiempo para verlo.

Sabemos que has conciliado tu carrera deportiva con tu espíritu emprendedor. Cuéntanos cómo es eso de compaginar tu vida deportiva con tu vida profesional.

Ser emprendedor es algo que he llevado siempre dentro. Aunque el hockey de alto nivel te exige una gran dedicación durante todo el año, desde el primer momento tuve claro que tenia que aprovechar el tiempo libre para estudiar y trabajar, si quería formarme para poder crear cualquier proyecto.

Actualmente, estás trabajando en la aplicación móvil Igotoo. Cuéntanos cómo surge esa idea y qué necesidades detectaste en el proceso de ideación de tu proyecto.

La idea nace o surge hace tres años. Mi socio Miquel, que ha trabajado varios años en el sector del transporte de personas, detectó una deficiencia en el mercado. Yo había estado trabajando durante dos años en una empresa de soluciones de software llamada Worldline del grupo Atos y en ese momento estaba estudiando un master de aplicaciones móviles. Tal fue el inicio que me costaba dormir pensando en las funcionalidades, diseño y experiencia de usuario que debía tener la app de Igotoo.

¿Algún otro proyecto que te gustaría compartir con nosotros?

Tengo varias cosas en mente, pero prefiero hablar de los proyectos que se pueden ver. Como mi colaboración con Nectina, una marca con la que me identifico personalmente como forma de vida o como decís vosotr@s de un vicio sano.

No queremos dejar nada en el tintero, así que ¿te gustaría añadir algo a esta entrevista?

Espero que proyectos como el vuestro empiecen a crecer y ser aceptados ampliamente por la población. Esto significaría que el mundo está cada vez más concienciado del maltrato que sufren los animales, lo insostenible que es para el medio ambiente y los beneficios que obtienes tanto mental como físicamente.

¡Muchísimas gracias Marc!